lahoradigital.com
Nadal, un paso más en el Olimpo del Tenis
Ampliar
(Foto: Europa Press)

Nadal, un paso más en el Olimpo del Tenis

lunes 10 de junio de 2019, 16:47h
Con 33 años recién cumplidos, Rafael Nadal subió un escalón más en el Olimpo del tenis al ofrecer al cielo de París su duodécimo Roland Garros. Con su victoria ante Dominic Thiem, Nadal ya suma 18 Grand Slams, a tan solo dos del récord de Roger Federer, que cuenta con 20 en su palmarés. A pesar de todo, el español sigue como número dos del ránking ATP, por detrás de Novak Djokovic, que mantendrá el liderato como pronto hasta el Masters 1000 de Cincinnati, independientemente de lo que pase en Wimbledon. Sin embargo, Nadal es el número uno del presente año, por lo que se asegura su presencia en la Copa Masters por decimoquinta temporada consecutiva.

El resto se fue, por muy poco, de la línea de fondo. Pero se fue. Y Nadal se dejó caer una vez más en la tierra batida de París. Esa recurrente espalda manchada, esa cara emocionada y ese discurso políglota de agradecimiento que nos es familiar desde 2005, cuando un chaval que cumplía 19 años celebró en Francia el primero de sus 18 Grand Slams.

Tres horas de duelo y el tenista balear levantó la copa de Roland Garros por duodécima vez en 15 campañas, una hazaña que se repite primavera tras primavera. Nadie en la historia había ganado tantos trofeos de un mismo Grand Slam. Hasta ayer, empataba con Margaret Court, que conquistó 11 Abiertos de Australia entre 1960 y 1973; hoy ya lidera el récord en solitario.

Fue un partido bronco al inicio. Los jugadores demostraron ser los dos mejores con la raqueta sobre tierra batida en este momento. Hasta la final, Nadal había empezado rompiendo el primer saque de su rival en todos los partidos, pero con Thiem no fue capaz. Durante los primeros compases, el austriaco demostró convicción y confianza en su juego: una derecha potente y un revés a una mano que por momentos pusieron contra las cuerdas al español. El primer set, sin embargo, se lo llevó Nadal (6-3). La segunda manga se resolvió en la orilla del tie-break. 5-7 para el austriaco en el único set que se llevó Thiem.

Los dos últimos sets solo se pueden definir como recitales por parte del tenista español ante la resignación del número cuatro del mundo. A pesar de que el resultado puede parecer más abultado de lo que en realidad fue (6-1, 6-1). Nadal desplegó todo su tenis sobre la pista: unas piernas privilegiadas, una zurda precisa y un revés a dos manos corrosivo, capaces de compensar un saque de siempre defectuoso (179 km/h de velocidad media en el primer saque ayer). Lució la inteligencia que le caracteriza, más el conocimiento de su cuerpo y de las dimensiones de la pista, subiendo a menudo a la red con gran eficacia (23/27, 80%).

Durante el partido, los gritos ahogados de Nadal ocuparon el silencio reverencial de la Philippe-Chatrier, que sabe lo que ocurre cuando juega allí. 93 victorias, 2 derrotas en el Open Francés. Cuando el español se rebozó de nuevo en la tierra, los 14.840 espectadores irrumpieron con un aplauso unánime ante la presencia de la Historia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.