lahoradigital.com
Afianzar el espiritu regional de nuestra ciudadanía
Ampliar

Afianzar el espiritu regional de nuestra ciudadanía

jueves 23 de mayo de 2019, 14:27h
El veintiséis de mayo es el día de tres votaciones cruciales para nuestros conciudadano/as. El esfuerzo social y económico que esto supone debe ser aprovechado al máximo. Esta singular y cosmopolita convocatoria supone un orgullo para las personas que vivimos hoy en España: diversas, informadas y responsables de nuestro presente en sus logros y necesidades...

Los españoles estamos llamados a votar en las elecciones municipales, autonómicas y europeas. Los extranjeros residentes en España, procedentes de países miembros de la Unión Europea, votan en las elecciones europeas. Los extranjeros residentes en España, procedentes de países con acuerdo bilateral de votación, lo hacen en las elecciones municipales. Ningún extranjero vota en las elecciones autonómicas.

Esta singular y cosmopolita convocatoria supone un orgullo para las personas que vivimos hoy en España: diversas, informadas y responsables de nuestro presente en sus logros y necesidades.

El arco ideológico es el más plural que hayamos tenido nunca en nuestro país, abarcando de la extrema derecha a la extrema izquierda, y comprendiendo partidos tanto republicanos como monárquicos, y tanto nacionalistas como separatistas.

La coincidencia en el día de la votación con la mayoría de los países de la Unión Europea es un orgullo del desarrollo político y económico de nuestro continente, que se debate en bloque, fundamentalmente, entre aceptar o no la emigración, entre parar urgentemente el cambio climático o dejarle avanzar.

El turismo masivo, las multinacionales, las nuevas tecnologías, las redes sociales y la producción industrial a gran escala han unificado las ciudades europeas, dotándolas de similares centros comerciales, incluso con las mismas empresas de ropa y restauración, de los mismos automóviles, y del mismo modelo de formación universitaria, de ocio, de cine y series televisivas. Todo ello contrasta con la variedad inmensa de paisajes, idiomas y climas de nuestro continente, que nos enriquece, modela y coloca en la vanguardia del mundo. La paz de los últimos ochenta años en la Europa accidental ha sido el ingrediente básico para este catálogo de progreso comunitario e intercambio de ideas, con todas las interrupciones sufridas en el camino por causa de las crisis económicas, el terrorismo, las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o los muertos en pateras en el Mediterráneo.

Los más de ocho mil municipios españoles eligen el veintiséis de mayo a los miembros de su consistorio, sin duda el órgano de poder más cercano al individuo, más visible, más personal. Pueblos y ciudades se disponen a cambiar o refrendar a sus concejales y alcaldes actuales, y es el momento de pensar en la limpieza y accesibilidad de las calles, en la contaminación, en el precio de alquiler o venta de las viviendas, en el mantenimiento de los parques, en las bibliotecas, en las licencias e impuestos de los establecimientos comerciales, etcétera.

El nivel de vida rural, habiendo subido de forma espectacular en las últimas décadas, aún es menor que el de la vida ciudadana, y es muy diferente este nivel de vida rural de los pueblos de la costa del nivel de vida rural en el interior de nuestro país. Abordar valientemente el problema de la despoblación en las dos Castillas y Aragón debe ser un objetivo nacional y no solo un problema de sus ayuntamientos.

Por último, las elecciones autonómicas convocadas representan una oportunidad para afianzar el espíritu regional de nuestra ciudadanía, para avanzar en la mejora de la sanidad, la educación, la cultura, los transportes, y por supuesto para eliminar la desigualdad en reglamentos y oferta de servicios entre las personas nacidas en España. Estas elecciones pretenden impulsar elementos no tangibles, más sutiles que las aceras, los mercados municipales o los cementerios, pero son también vitales para el desarrollo de las comarcas, de las provincias, y en definitiva, de las autonomías.

En la variedad está el gusto. Agradezcamos a nuestros antepasados la lucha y concesión del derecho al sufragio. Seamos responsables de nuestro futuro. Votar es siempre la mejor oportunidad de ejercer la democracia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios