lahoradigital.com
La ciudad de Madrid vive en la Pradera un San Isidro muy concurrido
Ampliar

La ciudad de Madrid vive en la Pradera un San Isidro muy concurrido

miércoles 15 de mayo de 2019, 13:51h

La Pradera de San Isidro es el lugar de encuentro de los madrileños y madrileñas en estas fiestas de la capital de España. Estos días, en plena campaña electoral, los candidatos de los diferentes partidos aprovechan para tener contacto directo con los vecinos y vecinas, escuhasr sus inquietudes y, como no, para pedir el voto el próximo 26 de mayo. Además, los asistentes celebran las fiestas en honor a su patrón con degustaciones gastronómicas, espectáculos de títeres, música y verbenas.

Cientos de madrileñas, madrileños y visitantes, llenan la típica Pradera de San Isidro estos días en los que se celebra la fiesta en honor al patrón de la capital de España. Durante día y noche, la Fuente Pequeña del Trébol, el Escenario Familiar y el Rincón Castizo han sido los espacios que más público aglutinan

Este martes, se celebró una comida popular, un espectáculo para los más pequeños de la casa y la recreación de una verbena del Madrid de los años 30 que fue muy del agrado de los amantes de la historia, la tradición y lo popular. Bien es sabido que en nuestro país no puede haber fiesta popular sin comida. Por eso, las comidas populares son otra de las propuestas de estas fiestas de San isidro. Este martes pasado, a las dos de la tarde, una gran paella ocupó la madrileña Fuente del Trébol en la Pradera de San Isidro. La paella, aunque de procedencia valenciana, es sin duda uno de los platos más famosos, habitual en los restaurantes y fiestas de Madrid.

Y tras la comida, qué mejor que asistir a un espectáculo de títeres en el escenario familiar de la Pradera. Por eso, a las cinco de la tarde, el público pudo disfrutar con ‘Mr Barti’, propuesta que ha gustado a pequeños y mayores por igual. Barti, el títere que duerme dentro de un piano, ama el escenario. Con la complicidad de su amigo Álex, a través de una historia basada en el mimo y en la música, ha logrado que el público traspasara la frontera entre realidad y ficción, en media hora en la que no han dejado de sonreír y mirar a través de los ojos de la inocencia.

Con espíritu castizo, con nostalgia, pero sin perder la alegría, en la Pradera de San Isidro ha quedado recreada una verbena para disfrute de todas las madrileñas y madrileños y, por supuesto, de turistas, a quienes ha sorprendido. En el Rincón Castizo de la Pradera de San Isidro, el organillo, las guirnaldas y los barquillos han ayudado a revivir los años 30 de la ciudad, haciendo más presente que nunca la verbena del primer tercio del Siglo XX. Los interesados pueden consultar toda la programación en el siguiente enlace.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.