lahoradigital.com
Foto: Europa Press
Foto: Europa Press

El Observatorio de Izaña registra niveles de CO2 nunca antes registrados desde que el ser humano habita la Tierra

miércoles 15 de mayo de 2019, 11:26h

Durante el pasado mes de abril, el Observatorio de Vigilancia Atmosférica Global de Izaña (Tenerife), dependiente de la Agencia Estatal de Meteorología, ha detectado un nivel récord de la media diaria de dióxido de carbono (CO2), que superaba el umbral de 415 ppm (partes por millón). En concreto, fueron 416.7 ppm el día 18 de abril.

Además del de Izaña, el observatorio de Mauna Loa (Hawái), que registra datos desde 1958, también registró a principios de mayo niveles superiores al umbral. Ambos datos, correlacionados entre sí, demuestran que estamos ante una tendencia de crecimiento a nivel mundial de CO2. Solo en Izaña, se pasó de 1,8 ppm/año a finales de los años 80 a 2,3 ppm/año actuales.

Se trata de un gas de efecto invernadero responsable, en parte, de que el planeta presente una temperatura media adecuada para el desarrollo de la vida. Su ausencia sometería a la Tierra a temperaturas mucho más bajas y, su exceso, supondría todo lo contrario, un calentamiento atmosférico. Es por sus propiedades de absorción del calor que resulta necesario vigilar constantemente su concentración en la atmósfera.

Sin duda, que se haya traspasado este umbral de 415 ppm es un hecho único en la historia de la humanidad y nos sitúa en territorio inexplorado. Nunca, desde que los humanos habitamos la Tierra, se habían alcanzado estos niveles. Solo retrocediendo 3 millones de años se podría encontrar una concentración similar de CO2 en la atmósfera.

Desde el Observatorio de Vigilancia Atmosférica Global de Izaña prevén que el próximo año se repitan las cifras durante el mismo periodo y, lo que es peor, muy probablemente nunca más a lo largo de nuestra vida veremos concentraciones por debajo de 400 ppm.

El trabajo de medida de la concentración de CO2 en atmósfera limpia es complejo al no haber muchos observatorios en el mundo que realicen este tipo de medidas de tan alta precisión. Existen un total de 30 laboratorios situados en zonas alejadas de los focos de emisión, de las fuentes de contaminación, en zonas elevadas, como Hawái, Samoa, Tasmania, Alaska o el Polo Sur.

A su vez, hacen falta condiciones muy especiales y un cuidado exhaustivo a la hora de hacer la medición, exigiendo un proceso continuo de cribado de la señal de entrada y de un complejo sistema de calibraciones con el fin de garantizar que los datos finales tengan gran precisión y exactitud y puedan ser comparables en todo el mundo.

EMPA (Swiss Federal Laboratories for Materials Science and Technology) lleva a cabo auditorías integrales de forma periódica en los laboratorios, analizando con equipos propios tanto el Sistema de entrada del aire como los procesos de autoevaluación de cada estación, además de exámenes del personal que realiza la medición y la procesa.

Otra de las empresas que realiza auditorías periódicas es la estadounidense NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica), que envía tanques a todos los observatorios del mundo con concentraciones desconocidas de diferentes gases de efecto invernadero que se deben medir y comparar. En la última auditoría realizada por esta empresa, se confirma que el observatorio de Izaña es el que ha ofrecido datos con la mayor exactitud.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.