lahoradigital.com
El PSOE no tiene prisa para formar Gobierno y pospone los pactos a después de las elecciones del 26M

El PSOE no tiene prisa para formar Gobierno y pospone los pactos a después de las elecciones del 26M

lunes 29 de abril de 2019, 23:00h

Tras ganar las elecciones, el partido socialista prefiere no apresurarse a la hora de pactar con las diferentes fuerzas políticas para la formación de gobierno. La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, así lo reconocía ese lunes asegurando que su "objetivo inmediato es hacer una buena campaña de cara a las elecciones municipales del próximo 26 de mayo". El propio secretario general de Organización, Jose Luis Ábalos coincidía al contestar, tras la Ejecutiva, que para hacer las cosas bien no conviene precipitarse. Efectivamente el partido hablará "con todas las fuerzas políticas", dijo tras reconocer que "algunos de los candidatos ni siquiera habían llamado a Sanchez para felicitarle por su victoria". En la misma líniea incidió el diputado Odón Elorza, por la noche en una tertulia del canal de televisión 24H.

Varios miembros de la dirección federal del PSOE han admitido este lunes, tras los resultados electorales, que el partido no tiene prisa por llegar a pactos con unos o con otros. Más bien ha dado a entender que le convendría reservar los apoyos con los que contará para sacar adelante la investidura de Pedro Sánchez con el fin de evitar que esas alianzas puedan interceptar la libertad de movimientos durante los comicios del 26 de mayo.

En la rueda de prensa posterior a la reunión de la Ejecutiva, Jose Luis Ábalos, secretario de Organización ha respondido a una pregunta asegurado que su partido "no tiene una decisión tomada sobre la composición que deberían tener las Mesas del Congreso y del Senado", que se constituyen el 21 de mayo. En principio, la idea es “abrir espacios para que los grupos se puedan sentir representados”. El PSOE no adoptará en este sentido "ninguna posición sectaria ni excluyente", ha asegurado el ministro.

Tambièn ha recordado que el Psoe, con Pedro Sánchez a la cabeza, ha conseguido “frenar la ola reaccionaria que amenaza a muchas democracias del mundo y parar el penalti que la extrema derecha ha intentado meter a la democracia española 40 años terminado el franquismo”. Un “órdago” de la ultraderecha que no habría sido posible “sin el aliento de PP y Ciudadanos”, que alentaron la formación de una coalición con la participación de la extrema derecha” mientras vetaban al PSOE.

Para los socialistas, los resultados de estas elecciones han supuesto un fracaso para esta “coalición anti PSOE” y afirma que “debería servir para que PP y Ciudadanos entiendan que la mayoría de españoles no acepta más pactos a la andaluza. Asegura que esto “no es bueno para España ni para Europa”, refiriéndose al veto de Ciudadanos sobre el candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo.

Desde mucho antes de ganar las elecciones, la prensa de este pais y los propios partidos políticos, especulaban con los diferentes pactos de investidura e incluso de gobierno que el presidente en funciones, Pedro Sánchez, haría tras las elecciones generales de este pasado 28 de abril. A la vista de los resultados, y con 123 escaños conseguidos, Sánchez está en posibilidades de elegir quienes serán sus aliados. Puede conseguir su investidura con el apoyo de los partidos regionalistas, PNV, Compromís, Bildu, y con la abstención de los independentistas durante la votación. Contando con el eventual apoyo de Unidas Podemos, Compromís, los regionalistas cántabros de Miguel Ángel Revilla, PNV , y Bildu, al PSOE el Psoe conseguiría suficientes escaños para juntar una mayoría absoluta.

Al ser preguntado por ello, tampoco Ábalos ha querido dar pistas al respecto. Ante la insistencia de la prensa, ha dejado claro que los socialistas se disponen a "administrar los tiempos con tranquilidad”. Ha reconocido que el país se encuentra ya inmerso en la precampaña de las municipales y autonómicas que “de alguna manera cerrarán el cuadro de gobernabilidad en España”, por lo que, por ahora, "el PSOE no se plantea de entrada nada, e irá hablando en los próximos días con todos los grupos con representación parlamentaria".

"Habrá quien, de entrada, esté obstruyendo todo y quien no pida nada", ha afirmado, asegurando el interés de los socialistas en ofrecer una “legislatura de estabilidad y que dure porque España no puede seguir “quemando” legislaturas", ha dicho el actual ministro de Fomento en funciones.

En cuanto al diálogo con los independentistas, Ábalos aboga por que se "retome con más impulso una vez conformado el nuevo Gobierno", aunque dejando claro que siempre respetanto el marco de la Constitución. Además, al ser preguntado directamente por la época del famoso relator, lo ha minimizado el alcance de la figura , que ha definido como “instrumental, sin valor de fondo", mientras que detallaba que cara a continuar las negociaciones con los catalinistas independentistas “lo mejor es hablar en los foros del Parlamento”, refiriéndose a la necesaria participación de la sociedad civil.

Ábalos ha concluido el tema catalán afirmando que "seguramente habrá que abrir espacios que apuesten por la convivencia y habrá que ser originales. Pero ya iremos viendo", añadiendo que “la mayoría de españoles prefieren tender puentes a volarlos”.

Ha calificado de “curioso” el hecho de que el PP se haya quedado sin representación en Euskadi y con una sola diputada en Cataluña, mientras que "Ciudadanos no ha mejorado su resultado en su territorio de origen". Para Ábalos, este hecho debería significar un toque de atención a quienes solo tienen que ofrecer medidas de represión y amenazas de recentralización”, que dan “más combustible” a los independentistas. “No es ése el camino para conseguir la unidad de España”, ha asegurado.

Asimismo, el dirigente socialista ha desvelado que el presidente del PP, Pablo Casado, ha llamado a Sánchez para felicitarle por su victoria electoral, todo lo contrario que Albert Rivera (Ciudadanos), de quien, sin citarle expresamente ha dado enteder que bajo su nivel de madurez política le impide tener la cortesía de llamar a quien ha ganado las elecciones. Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, fue el primero en hacerlo y "pedirle también la entrada de su formación en el futuro Gobierno".

Aunque PSOE no excluye a ningún grupo para formar Gobierno, ha reconocido que, por el momento, no se plantea un pacto con Ciudadanos, quienes también siguen rechazando a Sánchez. "Aun no compartiéndola, hay que respetarla" [la postura de Ciudadanos], ha señalado Ábalos, quien ha recordado que, en cualquier caso, el partido naranja no se ha caracterizado por apoyar las medidas progresistas que el PSOE ha puesto en marcha en estos diez meses.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.