Ir a versión MÓVIL

lahoradigital.com
Pedro Sánchez, lejos de la euforia, insiste en que hay un riesgo real de que la triple derecha gobierne España como hace en Andalucía

Pedro Sánchez, lejos de la euforia, insiste en que hay un riesgo real de que la triple derecha gobierne España como hace en Andalucía

miércoles 10 de abril de 2019, 20:49h

A escasas venticuatro horas del inicio de la campaña electoral, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recibido este miércoles en la Moncloa a Antonio García Ferreras, de La Sexta, para tratar cuestiones como el independentismo catalán, la legalización de la eutanasia o el salario mínimo. Tasmbién el avance de la extrema derecha y el blanqueo que de ella están haciendo Casado y Rivera. Sánchez no se muestra eufórico por los resultados del CIS que dan ganador de las elecciones al Psoe, muy al contrario, llama a la prudencia y a que todos los votantes de izquierdas acudan a depositar su voto y nadie se quede en casa ya que existe un riesgo real de la triple derecha gobiernen en España.

Antonio García Ferreras ha preguntado al presidente del Gobierno con quién pactaría en el caso de necesitar escaños de otros partidos para gobernar. Sin pensarlo dos veces, Sánchez ha asegurado que lo haría “con un Gobierno del PSOE que incluyera a independientes de reconocido prestigio progresistas” como se ha hecho durante estos diez meses, matizando finalmente que “no voy a excluir a ninguna formación política dentro de la Constitución”. Además, señala la posibilidad de que “el PSOE cuente con sus propias fuerzas para gobernar”, tras los últimos resultados del CIS.

Sánchez ha advertido que las tres derechas –PP, Ciudadanos y Vox– están dispuestos a unificar sus escaños para gobernar, algo que ha calificado como “retroceso” al cual “solo podría hacer frente el PSOE”. Por este motivo, ha hecho un llamamiento para concentrar todo el voto en el Partido Socialista “para asegurar la estabilidad, la transformación y el futuro”.

Minutos más tarde llegaba el turno del conflicto catalán, donde Sánchez ha hecho hincapié en que “el problema en Cataluña no es la independencia, es la convivencia”, afirmando que los líderes algunos independentistas “han actuado de mala fe” porque "ellos saben que la independencia no se va a producir. No es no, no va a haber independencia ni referéndum", ha recalcado. Concluye este punto abogando por el “diálogo frente a la confrontación”.

Ferreras también ha hecho alusión a los ataques de la derecha por el apoyo que el PSOE recibió de Bildu, a lo que Sánchez respondió afirmando que “solo un Real Decreto Ley necesitó el voto de esa formación”.

Siguiendo esta línea de ataques de la derecha, el presidente del Gobierno ha calificado la precampaña de una “suerte de competición de primarias entre las derechas a ver quién dice la barbaridad más grande", en concreto, haciendo referencia al líder del PP, Pablo Casado, quien le acusó preferir “las manos manchadas de sangre a las manos pintadas de blanco". "La política no puede circunscribirse al insulto”, ha añadido.

Después ha pasado a las acusaciones del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, sobre la supuesta pervivencia de las “cloacas del Estado, asegurando que "esa mal llamada 'policía patriótica' desapareció en cuanto entramos en el Gobierno de España". "Es verdad que ha habido policías corruptos que fueron utilizados, por una decisión política de la anterior Administración, para obstaculizar procesos judiciales y el espionaje a determinados adversarios políticos", ha señalado.

Otra de las promesas principales del programa de los socialistas es la legalización de la eutanasia. Tras el reciente caso de Ángel Hernández, quien ayudó a morir a su mujer, María José Carrasco, enferma en fase terminal, el debate sobre el derecho a una muerte digna se ha reabierto y el presidente se ha pronunciado al respecto manifestando que “el buen morir tiene que estar reconocido en nuestro país. Si quieres la dignidad a la hora de vivir, tienes que tener dignidad también a la hora de morir”.

Por otro lado, también se ha comentado la última noticia proveniente de los populares, quienes se han propuesto bajar el Salario Mínimo Interprofesional a 850 euros. Sánchez se ha comprometido mantenerse “firme” a la hora de defender los 900 euros del SMI, “tienen que ser el preludio de un nuevo avance en la próxima generación”. “El SMI será el 60% del salario medio del país. Es de justicia social e intergeneracional”, ha insitido.

En la entrevista también se ha hablado acerca de la exhumación del dictador Francisco Franco, programada para el próximo 10 de junio. Sánchez se ha pronunciado reafirmando que “el 10 de junio es el plazo máximo que se ha dado el Gobierno para sacar a Franco”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.