lahoradigital.com
¿Puede un Colegio de Abogados incitar a la discriminación hacia las mujeres?

¿Puede un Colegio de Abogados incitar a la discriminación hacia las mujeres?

domingo 07 de abril de 2019, 11:12h
¿Puede un Colegio de Abogados y Abogadas ser correa de transmisión del fomento, promoción e incitación a la discriminación hacia las mujeres?. Hace unos días un diario digital -Diario16.com- daba cuenta de parte del contenido de un boletín del Colegio de Abogados (¿y las Abogadas qué?) de Sevilla, en el que difundía para todxs lxs colegiadxs, unos 8.000 en la provincia, un artículo de un abogado perteneciente a ese colegio, titulado “Breve manual de derecho penal de familia para hombres”.

De manual no tiene nada, mas bien de incitación a la discriminación hacia las mujeres, los y las hijas, dando a entender que las mujeres tienen razones espurias y estimulando los bajos instintos, después del asesinato de mujeres: incurrir en delitos de coacciones o contra los y las hijas de la pareja.

El panfleto, porque no se puede llamar de otra manera al artículo, es una soflama contra las mujeres en general y en particular en las crisis de convivencia y los divorcios; basada en datos falsos, que contiene todos los prejuicios machistas que imaginarse pueda y, sobre ellos, el sujeto en cuestión propone un manual de autoayuda para el hombre maltratador que “tiene miedo” a que le pongan una denuncia por violencia de género.

El manual se basa en un principio falso, el de que las mujeres se inventan las denuncias por malos tratos: Un millar de mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas en los ultimos quince años; de las 15 mujeres asesinadas este año 2019, solo 1 había denunciado a su maltratador-asesino-, y afirmar que las mujeres denuncian para evitar la custodia compartida, ofreciendo una serie de consejos para los hombres que se encuentren en esa situación, de los que algunos son un ilícito penal, como por ejemplo que dejen de pagar la hipoteca o el alquiler; que saquen todo el dinero de la cuenta familiar, que son conductas que pueden constituir delito de abandono de familia; que se lleven consigo el Libro de Familia (pero no los hijos); les aconseja que graben con su teléfono móvil todos los encuentros ( entrega y recogida de hijxs, porque no cabe que haya otros), que puede ser otro ilícito penal, además de ser una actitud nada colaborativa con lxs hijxs. En fin, para las personas que tenemos experiencia en los conflictos de familia, los consejos que este abogado da no ayudan a resolver los problemas, sino todo lo contrario, los crean. Allá él y allá aquellos varones que sigan sus consejos.

Siendo escandaloso el contenido del manual, lo que nos ha dejado estupefactas es que lo divulgue el Colegio de Abogados de Sevilla. ¿Cómo? ¿Qué función tienen asignada por ley el colegio profesional?

La abogacía presta un servicio a la sociedad, que sirve para buscar la concordia y la efectividad de los derechos y de las libertades fundamentales. Somos coadyuvantes de la Justicia no provocadores de delitos.

El Estatuto de la Abogacía establece que uno de los fines más importantes de los Colegios de Abogadxs es el control deontológico del comportamiento profesional de sus colegiadxs, y la defensa del Estado social y democrático de Derecho, así como la promoción y la defensa de los Derechos Humanos.

Los colegios de Abogadxs tienen que velar por el cumplimiento de la ética y de la dignidad profesional de todxs lxs colegiadxs y todxs nosotrxs, prometemos o juramos respetar la Constitución y cumplir las normas deontológicas.

En este marco legal, de estricto cumplimiento para los colegios y para los y las profesionales de la abogacía, no tiene encaje ni el panfleto referido, ni, mucho menos, la difusión que del mismo ha hecho el Colegio de Abogados de Sevilla. Es inconcebible. Con independencia de que el Ministerio Fiscal debería realizar las investigaciones pertinentes relativas a la posible comisión de un delito de los previstos en el artículo 510 del Código Penal, la publicación y divulgación debería tener la respuesta adecuada por parte del Consejo General de la Abogacía, quien deberá establecer la reparación asimismo adecuada, obligando al Colegio de Abogados de Sevilla, por ejemplo, a publicar otro texto que reponga la dignidad de las mujeres.

Porque ese autodenominado “manual” siembra injustamente la sospecha sobre todas las mujeres; las disuade de denunciar las situaciones de violencia verbal, psicológica, física o sexual; impide que confíen en la Administración de Justicia y, en definitiva, es lo que a nuestro modo de ver impide que la mayor parte de las mujeres que fueron asesinadas este año y el anterior y así uno tras otro, hubieran denunciado a su pareja agresora. Estarían vivas, porque no tenemos dudas de que la Justicia habría dado respuesta.

Este mal llamado “manual” es uno más de los instrumentos que está utilizando en los tiempos actuales el patriarcado para amedrentar y mantener dominadas a las mujeres.

Una corporación de derecho público, como es un Colegio de Abogados, no puede hacer de correa de trasmisión de esta forma de pensar que contraría nuestras leyes. La Comisión de Igualdad del Consejo General de la Abogacía dejará de tener sentido si no es capaz de tomar cartas en el asunto y hacer además que, de una vez, todos los Colegios sean de los abogados y de las abogadas.

Altamira Gonzalo / Maria Duran / Abogadas

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios