lahoradigital.com
Trapero desvela que tenían previsto el operativo para detener a Puigdemont y su Gobierno tras la DUI
Ampliar
(Foto: Europa Press)

Trapero desvela que tenían previsto el operativo para detener a Puigdemont y su Gobierno tras la DUI

viernes 15 de marzo de 2019, 00:49h
El que fuera mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, declaró este jueves ante el Tribunal Supremo en el que se juzga a los doce encausados de rebelión, sedición, malversación y desobediencia por la organización del referéndum ilegal y la declaración de Independencia. Trapero, en calidad de testigo, afirmó que el Gobierno de la Generalitat actuó de forma "irresponsable" y desveló que tras lo que ocurrió el 27-O empezaron a preparar una eventual detención de Puigdemont y de todos sus consejeros.
Josep Lluís Trapero acudió este jueves al Tribunal Supremo para declarar en calidad de testigo en el juicio del 'procés' que enjuicia a los políticos acusados de organizar el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 y de declarar la independencia unilateralmente. El que fuera mayor de los Mossos podía haberse acogido a su derecho a no declarar ya que el mismo está siendo enjuiciado en la Audiencia Nacional por un delito de rebelión, pero no fue así y, acompañado de su abogada, respondió todas las preguntas y a todas las partes.

En una declaración maratoniana de cerca de cuatro horas, el ex jefe de los Mossos se alejó definitivamente de los acusados y criticó la "irresponsabilidad" de los que entonces ocupaban altos cargos en el Govern de la Generalitat.

El mayor de los Mossos d’Esquadra Josep Lluis Trapero tenía preparado un dispositivo para detener a los entonces presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, vicepresidente Oriol Junqueras y consellers si se aprobaba la declaración unilateral de independencia el 27 de octubre.

Así lo ha afirmado el propio Trapero en su declaración como testigo en el juicio por el procés en el Tribunal Supremo. “Desconocíamos la trascendencia jurídica (en referencia al 27-O) de qué era aquello y qué delitos pero veíamos que era de una cierta gravedad y nos poníamos a disposición del órgano judicial especialmente por si ordenaban algún tipo de acción”.

Trapero habló de todo y no rehusó ninguna pregunta. Pero, sorpresivamente, la pregunta clave de su declaración se la tuvo que hacer el propio presidente del Tribunal, Manuel Marchena, por la incompetencia del abogado de la acusación particular, Javier Ortega Smith, de Vox.

El mayor de los Mossos fue llamado como testigo por la acusación particular y por ello, su abogado, Ortega Smith, fue el primero en realizar las preguntas al testigo. Pero, para sorpresa de todos, el representante de Vox no preguntó a Trapero sobre una reunión clave de la cúpula de los Mossos con el presidente de la Generalitat, Puigdemont; el vicepresidente, Junqueras y el conveler Joaquim Forn que tuvo lugar el 28 de septiembre de 2017. Al no hacer cuestiones sobre ella, el resto, el fiscal, la abogacía del Estado y los abogados de las defensas no pudieron tampoco preguntar por dicha cita ya que al no ser su testigo solo pueden preguntar sobre aquellos aspectos que generen dudas del interrogatorio primero.

El fiscal intentó que el testigo se refiriera a esa reunión, pero el presidente de la Sala no le dejó ir por ese camino recordándole que legalmente no podía hacerlo. Pero, al término del interrogatorio, y cuando el propio Trapero ya se disponía a abandonar la Sala, Manuel Marchena utilizó su prerrogativa como presidente del Tribunal de fórmula una pregunta al testigo. "¿Qué preocupación le quería transmitir a los políticos en esa reunión?", le cuestionó Marchena. Y ahí, Trapero, en un todo calmado y sereno relató lo que los altos mandos de los Mossos trasladaron a los políticos dos días antes de la celebración del presidente. Trapero afirmó que les "trasladamos la preocupación por el orden público y la seguridad ciudadana porque iba a haber dos millones de personas en la calle y 15.000 policías actuando, y que eso necesariamente iba a ocasionar, desde nuestro punto de vista, conflictos graves de orden público y seguridad ciudadana", ha afirmado.

"Les emplazamos a un cumplimiento de la legalidad, de las órdenes judiciales, les dijimos que evidentemente las íbamos a cumplir, que no se equivocasen con nosotros. Les dijimos que el cuerpo de Mossos, evidentemente, no iba a quebrar nunca con la legalidad y la Constitución; que no acompañábamos el proyecto independentista, que estábamos molestos con declaraciones que había habido de algunos de los responsables políticos. En concreto, hicimos referencia a una del conseller Forn, pero especialmente una que se había dado aquella misma mañana de Turull", añadió

También les transmitieron, ha subrayado, que el Govern debía ser "consciente" de que los mandos de los Mossos estaban "notificados personalmente por el Tribunal Constitucional", y que eso les estaba "poniendo en una posición" en la que incluso corrían "riesgos personales". "Creo que no me he dejado nada", dijo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.