lahoradigital.com
28-A: lo que España se juega en el Senado
Ampliar

28-A: lo que España se juega en el Senado

jueves 21 de febrero de 2019, 22:14h
El PP hace un llamamiento al voto útil de las derechas en el Senado para poder mantener su hegemonía. En concreto, llama a los electores de Ciudadanos y de Vox a marcar las casillas de los candidatos del PP en las papeletas sepias, porque son muy conscientes de que, con su bloque dividido en tres partidos, la ley electoral puede castigarlos con menos representación en la Cámara Alta, donde hoy tienen la mayoría absoluta.

Pero esa apelación al voto útil esconde realmente otras intenciones, porque las verdaderas pretensiones del PP consisten en revalidar la mayoría absoluta en el Senado para continuar utilizando esta institución como un búnker frente al progreso y de muro que sirva para seguir bloqueando las políticas sociales que se aprueben en el Congreso. Lo que ellos llaman hegemonía, en realidad ha sido un secuestro del Senado para ponerlo al servicio de los discursos y las ideas más reaccionarias y radicales.

Lo hemos visto, por ejemplo, cuando las derechas tumbaron el nuevo techo de gasto. Los socialistas propusimos 6.000 millones de euros más para gasto social, acordado con Bruselas, y las derechas lo vetaron, ignorando las necesidades de las personas más vulnerables y también de las clases medias, ya que se trataba de más recursos para la dependencia, la educación, la sanidad y también para las pensiones. Cabría preguntarse si hay más patriotas en la UE que en la calle Génova.

Las derechas han convertido el Senado en un mausoleo de las ideas más reaccionarias, antes incluso de la llegada del senador de Vox, que acaba de aterrizar en la Cámara Alta desde la representación del Parlamento de Andalucía. En prácticamente cada pleno y en cada comisión se suceden exabruptos por parte de senadores y senadoras de las derechas, como recientemente el insulto a la memoria histórica, a la que se calificó como “desenterrar huesos”, o a la lucha por la igualdad, a la que se quiere denostar como “ideología de género”.

Este es el ambiente reaccionario y radical que se encontró el senador de VOX en su estreno en esta cámara, que tuvo lugar con el pleno celebrado esta semana. Un estreno que confirmó los peores augurios respecto a las intenciones de la formación ultraderechista y que profundizó aún más si cabe en la derechización y en la implantación de esas ideas reaccionarias que ya habían abonado PP y Ciudadanos en el Senado. Cuando el pasado miércoles los socialistas impulsamos una declaración institucional contra la LGTBIfobia en el ámbito del deporte, el senador Francisco José Alcaraz impidió con su veto que esta institución aprobara la iniciativa. Es decir, el primer miembro de esta formación que ha llegado a un parlamento nacional ha dejado claro, por la vía de los hechos, que VOX no sólo tiene ideas reaccionarias, sino que empleará todas las herramientas a su alcance para llevarlas a cabo allí donde se le permita tener capacidad de acción política, ya sea en las instituciones o en los gobiernos. Lo que debería hacer recapacitar a PP y Ciudadanos.

Poner fin al secuestro del Senado

El PP ya ha demostrado para qué quiere reeditar su mayoría absoluta en el Senado, Ciudadanos sigue secuestrado de su errónea estrategia de derechización, y VOX ya ha dejado muy claro que va a llevar a cabo su ideario de extrema derecha allí donde le dejen. Por ello, los socialistas hacemos un llamamiento a los españoles y españolas para que, con su voto, pongan fin a este secuestro de la Cámara Alta por parte de las tendencias más reaccionarias.

El próximo 28 de abril, la ciudadanía española tiene la oportunidad de recuperar el Senado para todos y todas. Para que represente de verdad a todas las tendencias y sensibilidades de un país tan plural y diverso como el nuestro. Es un llamamiento al voto a toda la ciudadanía que siente que sus valores de igualdad, respeto y tolerancia, están amenazados por lo que representan las derechas, ya enteramente dominadas por la ultraderecha y su discurso. Se trata de reforzar el número de senadores y senadoras que puedan hacer frente al bloque de las derechas en la Cámara Alta, y que impidan que el Senado siga siendo el refugio de las ideas más reaccionarias.

El próximo 28 de abril, los españoles y españolas nos jugamos mucho y tenemos que votar para evitar que los derechos y avances sociales en nuestro país no sufran un retroceso. También en el Senado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.