lahoradigital.com
La Junta de Andalucía estudia sacar una oferta de empleo pública especial para 7.937 interinos
Ampliar

La Junta de Andalucía estudia sacar una oferta de empleo pública especial para 7.937 interinos

jueves 21 de febrero de 2019, 18:11h

El Gobierno andaluz, formado por la coalición de PP y Ciudadanos, quiere continuar con un plan que inició el PSOE de Susana Díaz para convertir en fijos a los interinos que trabajan en la Junta y otros organismos instrumentales. La medida se ha valorado positivamente por parte de sindicatos como UGT y Comisiones Obreras. Sin embargo, el Sindicato Andaluz de Funcionarios, se ha mostrado en contra al “regalar la plaza a los que ya están dentro como temporales”.

El ejecutivo de Susana Díaz comenzó un plan de oferta de empleo público especial para convertir en fijos a los interinos que trabajan en la Junta de Andalucía. El nuevo gobierno de coalición PP y Ciudadanos ha retomado el proyecto, lo que supondría realizar una oferta de empleo pública extraordinaria de 7.937 plazas que actualmente están siendo ocupadas por personal contratado de forma temporal, según el documento al que ha tenido acceso el periódico ABC.

Esta oferta de empleo, en la que los trabajadores tendrían que someterse al correspondiente proceso de selección, se basa en primar la experiencia a la hora de obtener la plaza. Por tanto, los interinos parten con ventaja frente a los aspirantes que no han trabajado nunca para la Administración, en contraposición de lo que ocurre en unas oposiciones libres. Los sindicatos CSIF, UGT y Comisiones Obreras presentarán una propuesta de acuerdo a la Consejería de Presidencia, Administración Pública e Interior.

Muchos de estos trabajadores se encuentran en lo que se denomina "fraude de ley" ya que en su día se sometieron a los pertinentes procesos de selección, aprobando las oposiciones pero sin una plaza. Normalmente, en estos procesos se configuran bolsas de trabajo con estas personas que, posteriormente son llamadas para trabajar en los momentos en los que la Administración necesita contratar personal de manera urgente. Tras la contratación, la Administración tiene un plazo improrrogable de tres años para sacar a concurso la plaza ocupada por un interino. Sin embargo, estos plazos no se cumplen y hay empleados que pueden permanecer en esa situación durante décadas. Cuando finalmente sale la plaza, los trabajadores que han estado ocupando la misma tienen volver a "ganar" su plaza en nuevo proceso de selección. Si no lo consiguen son despedidos sin indemnización. Sin embargo, la justicia española y europea ya ha firmado sentencias en favor de estos trabajadores otorgándoles la condición de "fijos" y oblligando a las administraiones a indemnizarles por el despido.

Por su parte, el Sindicato Andaluz de Funcionarios (SAF) se opone a esta medida, ya que consideran que se está "regalando” las plazas a los contratados de forma temporal. El vicepresidente de SAF, Bruno García Valdecasas, ha declarado que “lo que se pretende no es un proceso de consolidación que parta de la igualdad, mérito y capacidad, sino que quieren que la experiencia (dada la puntuación que se le quiere dar al concurso) determine quién va a obtener plaza”.

Otro de los motivos por los que se niegan a esta propuesta es que “no sabemos cómo accedió al empleo público” como en el caso del personal indefinido no fijo, recalca García Valdecasas. El sindicato considera “muy grave” que la oferta no se debata en cada mesa sectorial y recuerda que el ejecutivo central estableció que la fase de concurso debe representar un máximo de un cuarenta por ciento, en contraposición a la Junta, que fija el porcentaje como mínimo.

La oferta de plazas, que se realizará entre 2019 y 2020, se desglosa en 4.500 docentes y casi 3.500 para la Administración General (2000 laborales, 716 funcionarios y 722 por sentencia). Dentro de las plazas que se convocan se incluyen distintas ramas profesionales entre las que se encuentran pedagogos, trabajadores sociales, conservadores del patrimonio, ingenieros, arquitectos, periodistas, entre otros. Además, se incluyen treinta y nueve plazas de monitores de comedor escolar. El objetivo del Ejecutivo Andaluz se basa en reducir la temporalidad del empleo en la Administración.

La propuesta de la Secretaría General para la Administración Pública se ha remitido a los citados sindicatos para su debate y aprobación en una reunión de la mesa general de negociación común del personal funcionario, estatutario y laboral de la Junta que se celebrará el próximo lunes. El acuerdo, una vez firmado, será elevado al Consejo de Gobierno para validarlo.

El proceso selectivo se negociará con los sindicatos en cada ámbito sectorial. Sin embargo, solo se contemplan dos opciones. Por un lado, el sistema de concurso-oposición, la fórmula prevista para licenciados y diplomados. Por otro, el concurso, método previsto según el convenio colectivo de la Junta para el personal menos cualificado (categorías profesionales de los Grupos III, IV y V).

El borrador del acuerdo ha suscitado controversia al definir que la convocatoria se basará en “garantizar el cumplimiento de los principios de libre concurrencia, igualdad, mérito, capacidad y publicidad”. Pero, un párrafo más tarde establece “como criterio común” que la fase de concurso tendrá un peso específico importante: “como mínimo” representará el 40 por ciento de la puntuación y en ella primará, por encima de cualquier otro aspecto, “la experiencia”.

El 60% restante de la puntuación dependería del resultado de las pruebas de conocimiento, aunque este porcentaje puede variar en la negociación. De cualquier modo, la antigüedad es un grado a la hora de optar a cualquiera de los puestos ofertados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.