lahoradigital.com
Putin amenaza con atacar a EEUU y a la OTAN si los misiles norteamericanos alcanzan Europa

Putin amenaza con atacar a EEUU y a la OTAN si los misiles norteamericanos alcanzan Europa

martes 19 de febrero de 2019, 20:49h
Este miércoles, Vladímir Putin, presidente de Rusia, ha tratado de recuperar la confianza de su pueblo anunciando medidas económicas y sociales. En el discurso, ha amenazado directa y contundentemente tanto a EEUU como a la OTAN. Si los misiles de EEUU alcanzan Europa, las medidas que Rusia adopte dejarán de ser "equivalentes" para convertirse en una "respuesta asimétrica". Ambos países han abandonado el INF, el pacto de desarme nuclear de misiles de alcance intermedio. Moscú opina que es Washington quien, desde hace años, ha violado lo estipulado, y lo mismo ocurre a la inversa. En el acto, Rusia ha presumido también de sus últimos artefactos militares. Pese a todas las advertencias, el presidente ruso ha insistido en que está abierto al diálogo con la UE para negociar el control armamentísitco.

Para recuperar la confianza del pueblo ruso, Vladímir Putin ha lanzado nuevas amenazas militares contra Estados Unidos y ha anunciado medidas económicas que mejorarán la vida de la ciudadanía. Putin, consciente del descenso de su popularidad por la situación económica que atraviesa el país y las reformas sociales impopulares, ha cambiado su discurso con respecto al año pasado.

El presidente ruso se ha alejado del discurso belicista que lleva predicando durante los últimos años para promover medidas sociales en su discurso anual sobre el estado ruso. Al terminar, ha amenazado directa y contundentemente a la OTAN y a Estados Unidos. Si al abandonar el tratado de desarme nuclear clave Washington lleva sus misiles al continente europeo, Rusia atacará con nuevos cohetes tanto a la UE como a EEUU. “Estamos dispuestos a entablar negociaciones sobre el desarme, pero no vamos a llamar a una puerta cerrada”, ha indicado Putin ante la Asamblea Federal rusa.

Tras la retirada de EEUU del tratado de desarme nuclear de misiles de alcance intermedio (NIF), Vladímir Putin ha asegurado que Rusia no pretende ser la primera en actuar, pero llegado el momento no dudará en responder. Orgulloso, el presidente ruso ha destacado que muy pronto estarán listas las últimas armas nucleares prometidas: un submarino nuclear y nuevos misiles hipersónicos.

A Washington le acusa de mentir y recurrir a falsas excusas para abandonar el INF, tratado que prohíbe el desarrollo y uso de misiles terrestres con un rango de 500-5.500 km. Putin ha recalcado que EEUU lleva años incumpliendo el pacto bilateral, datado de la Guerra Fría. Tras la salida estadounidense, también Rusia ha abandonado el INF. La Casa Blanca, por su parte, considera que es Moscú quien ha violado durante años el tratado.

La amenaza de Putin se convierte en la más dura contra la OTAN y contra EEUU, a quien ha pedido que calcule los riesgos que supondría atacar a Moscú. Antes Putin decía que solo emplearía medidas equivalentes contra EEUU, pero su discurso ha cambiado: ahora se dispone también a las “medidas asimétricas” si EEUU lleva sus cohetes a la UE. Si lo hace, "Rusia se verá obligada a fabricar y desplegar tipos de armamento que pueden ser utilizados no solo contra los territorios de donde provenga la amenaza directa, sino también contra los territorios donde se encuentren los centros de toma de decisiones para el empleo de los sistemas de misiles que nos amenacen", ha destacado Putin en el discurso en el que marca las líneas generales que marcarán la actuación rusa de 2019. El ultimátum ya ha sido calificado por la OTAN como “inaceptable”.

El nuevo misil hipersónico Tsirkon es uno de los proyectos armamentísticos de los que Putin ha presumido. Además, el Ministerio de Defensa ruso ha anunciado un nuevo dron nuclear submarino. En plena tensión entre EEUU y Rusia, la tensión que Putin ha dejado caer sobre la mesa podría convertirse nuevamente en el escenario de 1962, cuando Rusia depositó misiles en Cuba como reacción a que EEUU emplazara los suyos en Turquía.

La “respuesta asimétrica” a la que se ha referido Putin ha sido el fin de su discurso. Hace un año, en el mismo acto, se dedicó a anunciar las “armas invencibles” que Rusia había creado, con pantallas enormes en los que mostraba cómo esos nuevos artefactos alcanzaban directamente Mar-a-Lago, en Florida -donde veranea Donald Trump, presidente de EEUU-. Pese a todas las advertencias, Putin ha dejado claro que espera que la UE “de pasos para normalizar” las relaciones con su nación, asegurando que también Rusia abre la posibilidad de negociar el control de armas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.