lahoradigital.com
Si todos votamos el 28 todos ganamos
Ampliar

Si todos votamos el 28 todos ganamos

viernes 15 de febrero de 2019, 14:04h
Las urnas se abrirán el 28 de abril y tenemos tiempo hasta entonces para comprobar que los hombres y las mujeres tienen la costumbre de gritar para no tener que escucharse unos a otros como dijo Unamuno.

La entrada en escena del odio y el fascismo en las instituciones pone en riesgo real a la democracia y al diálogo como medio para hacer útil a la política. La radicalidad ha provocado un nuevo adelanto electoral por tener una idea de España y de Cataluña muy pequeña dónde no tienen cabida las mujeres; que son consideradas lobas y procreadores de cotizantes , no entran los trabajadores por no merecer cobrar un mínimo de 900 euros desarrollen el trabajo que desarrollen, los jubilados que durante 7 años se ha congelado su pensión, los que nos consideramos de izquierdas porque somos antiespañoles y tampoco los jóvenes que no tienen derecho a soñar con tener un futuro,..

Este viernes debería haber sido un viernes de celebración, tras haberse aprobado los Presupuestos Generales. Demasiados años que necesitábamos aprobar unos presupuesto que creaban 20.000 viviendas para los jóvenes, acabar con los recortes en educación y sanidad, incrementaban los permisos de paternidad de 5 a 8 meses, recuperar el subsidio de desempleo para mayores de 52 años, la subida del Salario Mínimo a 900 euros o continuar con la subida de las pensiones que han comprobado en sus bolsillos nuestros mayores. Demasiados años de sufrimiento para una clase trabajadora que tiene que mirar por la televisión como que lo único que importa es si mi bandera tiene tres o nueve rayas.

El único fin de las derechas nacionalistas es llegar a la Moncloa. No para poner solución al problema de identidad que existe en Cataluña sino para usar todos los medios de la administración para tapar los antiguos gürtel y comenzar con nuevos kitchen y llevarse el dinero de todos Pa Aquí y Pa Allá. Si para llegar a la Moncloa es necesario el montarse a lomos del caballo del Fascismo para las derechas nacionalistas ese no representa un problema para ellos, pero sí que lo es para la democracia.

El caballo del filofascismo está en la puerta y es decisión de los ciudadanos el dejarlo pasar a nuestros hogares. De nada sirve que la izquierda se manifieste, ni rodear parlamentos si no somos capaces de ir a llevar nuestra papeleta a los centros de votación. Si toda la izquierda no llena de votos socialistas cada centro de votación el 28 de abril perderemos todos y todas. Ningún demócrata puede quedarse en casa, si todos votamos, el 28 ganamos todos, para que cuándo salgas de casa el lunes se encuentre que las calles y las plazas seguirán siendo de todos, y no de unos pocos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios