lahoradigital.com
Jornada decisiva para desvelar la fecha de las elecciones generales
Ampliar
(Foto: Europa Press)

Jornada decisiva para desvelar la fecha de las elecciones generales

miércoles 13 de febrero de 2019, 13:29h

El Congreso de los Diputados vota las seis enmiendas a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado presentadas por PP, C’s, ERC, PDeCAT, CC y Foro Asturias que suman 185 votos. A pesar de la propuesta de Joan Baldoví, para que se voten por separado, se someten todas a una única votación y cada grupo votará las suyas. La suma de todas haría que automáticamente se devolvieran las cuentas del Ejecutivo que no podrían ya tramitarse. Con esto, se abre un escenario en el que presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se planteará disolver las cámaras y adelantar las elecciones o podría buscar otras alternativasa. Hay muchos rumores, pero los que más fuerza cobran serían la celebración de los comicios el 28 de abril o ya en octubre.

A finales de 2018, el Gobierno de Pedro Sánchez dudaba si presentar o no los presupuestos ante la posibilidad de no poder aprobarlos. Finalmente, el PSOE presentó unas cuentas muy sociales que recuperan gran parte de los recortes sufridos en España por los gobiernos de Rajoy. La firme convicción del Ejecutivo radicaba en que las formaciones independentistas catalanas no tumbarían unas cuentas públicas que son muy buenas para Cataluña y para el resto de España.

Pero la realidad es que este miércoles, 13 de febrero, los mismos partidos catalanes que apoyaron la moción de censura están a punto de tumbar las cuentas públicas votando, paradójicamente, junto a PP y C’s. A pesar de que fuentes del Ejecutivo del Presidente y el propio Pedro Sánchez, siempre han asegurado que se agotaría la legislatura -porque hay mucho todavía que revertir de la austeridad de Rajoy- estos acontecimientos han puesto al Gobierno en la tesitura de continuar con ellos prorrogados, o dar el paso y convocar elecciones. La apertura de juicio oral contra los políticos catalanes acusados de desobedecer la ley y declarar unilateralmente la Independencia, ha sido utilizado por los representantes de Torra, como arma arrojadiza para torcer la voluntadad de un gobierno que ha demostrado no haber cedido en ningún momento a este chantaje.

La semana pasada, con la presentación de enmiendas a la totalidad de ERC y PDeCAT ya se vislumbraba el negro panorama. Aunque algunos analistas consideraban que este movimiento no era más que una táctica negociadora para presionar al Gobierno y que finalmente retirarían las enmiendas. Pero el viernes pasado, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, que ha trabajado hasta el límite para poder sentar a los independentistas en una mesa negociadora en la que se presentaran alternativas viables al problema catalán, daba por encallado, aunque no roto, ese diálogo ante la intransigencia de los independentistas y su empecinamiento en dialogar sobre una autodeterminación que el Gobierno siempre se ha negado a aceptar. La posición del Gobierno socialista siempre ha sido cristalina: diálogo dentro de la ley, la Constitución y el Estatuto de Cataluña.

Este lunes ya adelantó el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que el Gobierno primero agotaria todas las opciones posibles por sacar adelante los PGE. En caso de no conseguirlo, meditarían los próximos pasos a seguir. Y esa será la cuestión de este miércoles, cuando el Congreso decida. A lo largo de la semana se comenzaron a escuchar distintos rumores. Este lunes, la Agencia EFE publicaba la noticia de que en Moncloa habían señalado que los comicios podrian celebrarse el 14 de abril, efeméride de la II República. Pero también Domingo de Ramos, con media España ya de vacaciones. Por eso, en las últimas horas de habla de que las elecciones tendrían lugar el 28 de abril, a tan solo un mes de las municipales y autonómicas. Otra alternativa es hacer coincidir todos los comicios en un "superdomingo" electoral el 26 de mayo, pero los presidentes de las CCAA socialistas y algunos alcaldes temen que juntar todas las elecciones podria perjudicar y enturbiar sus procesos electorales. Hay otra salida, que es seguir gobernando como hasta ahora, con los presupuestos prorrogados y convocar a los españoles a las urnas después del verano, en octubre. Esto permitiría aprobar al Gobierno socialista importantes decretos ley que vienen a revertir algunos de los muchos recortes sociales que trajo la derecha en los años de la crisis. Todos estos escenarios son posibles y solo el presidente tiene la respuesta a cual de ellos finalmente sucederá.

Mientras todo esto ocurre en el Congreso de los Diputados, en el Tribunal Supremo se celebra la segunda jornada del juicio del procés. Este miércoles, la fiscalía, la abogacía del Estado y la acusación particular presentan sus alegaciones previas, de la misma forma que el pasado martes lo hicieron los abogados de las defensas de los doce acusados. Aquí está una de las principales razones por la que las formaciones independentistas no quieren dar trámite a los Presupuestos del Gobierno. Los catalanes consideran que las Cuentas presentadas en el día de ayer por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, son buenas y tienen un alto componente social. Además, recuperan para Cataluña el nivel de inversiones que se establece en el Estatuto. Pero piden al Ejecutivo de Pedro Sánchez que influya en la Fiscalía para que los políticos catalanes acusados de rebelión, sedición, malversación y desobediencia, tengan unas penas mínimas o inluso que se libren de condena alguna. Algo impensable para el Gobierno que se ha mostrado inflexible en este punto. Al igual que lo ha hecho en otra de las peticiones de los independentistas que es la del derecho de autoeterminación. Ya lo dijo la ministra Montero, "este Gobierno jamás pondrá en ninguna agenda la posibilidad de hablar de un referendum de autodeterminación para Cataluña " y lo hace "porque no puede y no quiere". Desde el PSOE siempre han señalado que fuera de la ley, la Constitución y el Estatuto de Cataluña no hay nada de que hablar y nada que negociar.

Enfrente del Gobierno, se sitúa la derecha encabezada por Pablo Casado y Albert Rivera. Las dos formaciones ponen en práctica la táctica que siempre utilizan cuando se encuentran en la oposición: tensar y crispar la vida política para volver al Gobierno cuanto antes. No les importa mentir descaradamente, acusar al gobierno de ceder al chantaje de los separatistas, o convocar a los "españoles de bien" para pedir la dimisión del presidente envueltos en una bandera de España que no les pertenece. Además, ahora despliegan su hoja de ruta más radicalizados que nunca, de la mano de la extrema derecha encarnada en Vox, una formación política que estaría aislada por todos los partidos en cualquier país de Europa, pero que aquí se blanquea sin ninguna tibieza. El pacto de las tres derecha en Andalucía amenaza con expandirse por toda España para llevar a nuestro país a la involución y a un retroceso de las conquistas sociales ya conseguidas.

La "pinza" de la derecha y los independentistas catalanes lleva a la España moderada a una situación muy peligrosa. Ambas partes amenazan con una confrontación directa en el problema catalán. Los independentistas no quieren abandonar su ensoñación de una independencia imposible en el actual marco espñaol y europeo. Y la derecha propone como solución una via autoritaria sin contemplaciones: activación del artículo 155 de la Constitución para suspender de manera indefinida la autonomía catalana (reconocida en la Constitución que tanto dicen defeder). Solo queda una solución para aquellos que huyen de los extremos: castigar a unos y a otros en las urnas y elegir el camino de la sensatez para que España pueda por fin avanzar, dejar atrás la crisis sin dejar a nadie por el camino y proponer alternativas viables a un problema catalán que lleva demasiado tiempo enquistando la política española.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.