lahoradigital.com
El Gobierno de Sánchez intensifica su comunicación ante la 'sordera' de la derecha y su estrategia manipuladora
Ampliar

El Gobierno de Sánchez intensifica su comunicación ante la "sordera" de la derecha y su estrategia manipuladora

lunes 11 de febrero de 2019, 14:49h

El Gobierno de Pedro Sánchez ha comenzado la semana con una intensa agenda de sus ministras y ministros que han recorrido varios medios de comunicación para explicar con nitidez la postura del Ejecutivo ante el problema catalán: Ley y diálogo. Esas razones que tanto la oposición de la derecha como sus medios afines no quieren escuchar haciendo oídos sordos a una realidad con el único objetivo de manipular a la sociedad y crispar a los españoles. Un claro ejemplo fue la Manifestación de Colón de este pasado domingo en la que pedían la dimisión de Pedro Sánchez, basándose en hechos que nunca han ocurrido y aunque lo repitan miles de veces no se convierten en verdad.

El Gobierno de Pedro Sánchez nunca aceptó los 21 puntos que los independentistas pusieron sobre la mesa y siempre ha dejado clara su postura: No aceptarán nunca un referéndum de autodeterminación, ni influirán en la Justicia para beneficiar a los líderes políticos que este martes empezarán a ser juzgados en el Supremo.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha reaccionado a los ataques desproporcionados que la semana pasada toda la derecha española le lanzó desde todos los frentes posibles. Un ataque que tuvo como acto central la convocatoria de este domingo, a una manifestación en la Plaza de Colón, en la que pedían la dimisión de Pedro Sánchez, aduciendo hechos que nunca han sucedido, como una supuesta rendición del Estado español a las exigencias independentistas o una traición del Ejecutivo a la Constitución y el ordenamiento jurídico. Con la misma contundencia, el Ejecutivo socialista se ha dirigido a los independentistas catalanes a los que acusa de perseguir objetivos que "no son constitucionales ni son los que quiere la mayoría de catalanes".

Pedro Sánchez, por su parte, se ha dirigido a ambos "bandos" este lunes a través de un mensaje en su cuenta de Twitter "ni unos ni otros han entendido lo que supuso la moción de censura: la puesta en pie de una España moderada, cabal y progresista que quiere conquistar su futuro y no regresar al pasado". El presidente acusa a la derecha de querer confrontar a todos los españoles con el tema catalán y volver al pasado. Y a los independentistas les dice que "la mayoría está con el autogobierno. Esto es, con la convivencia, el diálogo y la Constitución. Le he defendido tanto en la oposición como ahora en el Gobierno".

No hay que olvidar que esta semana es muy importante para el Gobierno ya que se comienzan a tramitar en el Congreso del Senado los Presupuestos Generales del Estado. Las derechas representadas en Partido Popular y Ciudadanos han presentado sendas enmiendas a la totalidad para devolver la ley de presupuestos. Y también han hecho lo mismo las formaciones catalanas ERC y PDeCAT. Ante esta situación, Sánchez afirma que "la política hace extraños compañeros de cama" y recalca que las cuatro formaciones votarán previsiblemente en contra. No resulta extraño que los catalanes voten en contra de unas cuentas que "son buenas para Cataluña" y las derechas lo hagan contra "unos presupuestos buenos para España". Por este motivo, el presidente se pregunta "¿no será que viven mejor en la confrontación que en las soluciones?".

El líder de los socialistas Pedro Sánchez, no ha estado solo en su tarea de explicar una vez más la postura de su Gobierno en el tema catalán. La vicepresidenta Carmen Calvo ha estado en Radio Nacional de España; la ministra Meritxel Batet en la Cadena Ser en Cataluña; el ministro del Interior, Fernando Marlaska en la COPE; el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, en Los Desayunos de TVE; La ministra Magdalena Valerio en Hoy por Hoy; Reyes Maroto, en Espejo Público; y la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, en Telecinco. La maquinaria del comunicación del Gobierno y del partido que lo apoya se ha puesto en pleno funcionamiento.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha asegurado este lunes que seguirán dialogando con la Generalitat de Catalunya y defiende que "no cabe otro método". Pero ha rechazado que "el punto de partida" sea la reivindicación del principio de autodeterminación.

En RNE, Carmen Calvo ha señalado que "el plano del diálogo nunca se acaba para un Gobierno como este, en todas las direcciones posibles, tampoco está sometido a que tengamos Presupuestos. El tema de Cataluña es complejo, largo en el tiempo y enquistado".

A las derechas, la vicepresidenta le ha dicho que "tienen que decir qué otra opción ven, en democracia si no hay diálogo ¿qué es lo que hay?".

En la misma línea se ha expresado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska que ha apostado por que el Gobierno y la Generalitat continúen dialogando, pero manteniendo como "línea roja" el derecho a la autodeterminación "¿Alguien va a dudar de la lealtad a España de los integrantes de este Gobierno? Hasta ahí podíamos llegar".

El ministro de Fomento ha admitido que se alegró al comprobar que la manifestación de este domingo no cumplió con las expectativas de sus convocantes lo que demuestra que "el supuesto clima de crispación no existe".

El ministro Jose Luis Ábalos ha abordado la posibilidad de que haya un adelanto electoral si el Gobierno no logra sacar adelante los PGE "primero tendríamos que resolver si procede convocar elecciones y si tuviéramos esa conclusión, que no la tenemos, entonces podríamos hablar de fechas".

A pesar de la catarata de declaraciones y de la infinidad de veces que el presidente del Gobierno y los ministros han afirmado que su apuesta para enfrentar el problema catalán es el diálogo dentro de la ley, los líderes de la oposición de la derecha, insisten en su falso relato con la invaluable complicidad de la prensa amiga a la que no le importa utilizar cuantas fake news sean necesarias. No dudan en acusar al Gobierno de querer romper la Constitución y de poner en peligro la unidad de España.

Precisamente este lunes, Pablo Casado, presidente del PP, argumenta que España "certificó el fin del presidente del Gobierno" por la protesta de Colón y pide a Sánchez que "recapacite y convoque elecciones, a lo que se comprometió en la moción de censura".

Desde Ciudadanos, Albert Rivera, ha pedido que se adelante el Debate del Estado de la Nación, para que Pedro Sánchez aclare el proceso de diálogo con los partidos independentistas.

Y para cerrar el "círculo", el presidente de la Generalitat, Quim Torra, sigue exigiendo que se plantee el derecho de la autodeterminación.

En medio de este panorama de cuanto peor mejor, los dirigentes de Unidos Podemos y los Comuns, guardan la calma y han estrenado madurez política tras pasar su adolescencia de enfant terribles y defienden que la senda de la agenda social tomada por el gobierno hace la vida más fácil a millones de españoles, especialmente los más desfavorecidos y vulnerables, que es de lo que se trata. PNV también está por la labor de no hacer trampas al solitario y favorecer unos presupuestos sociales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.