lahoradigital.com
Tu silencio hace fuerte al maltratador

Tu silencio hace fuerte al maltratador

lunes 04 de febrero de 2019, 14:30h
Cuando estas en el infierno del maltrato, tu anulación psicológica hace que veas a tu maltratador como alguien todopoderoso, como una persona que es capaz de arruinarte la vida si alguna vez te planteas huir, destruirá tu entorno, tu reputación, tu vida, te quitará a tus hijos, vives con el miedo de que todo el mundo le va a creer a él y nadie a ti, todos tienen amigos abogados, jueces, policías…

Ese miedo es uno de los más angustiosos, porque ya estás luchando contra el síndrome de mujer maltratada, ya no crees sus mentiras, sus voy a cambiar, sus lágrimas. Ya sabes el monstruo que es, y cuando el decorado de su teatro se cae, deja ver los barrotes de la cárcel en la que habías estado todos estos años.

Pero sabes? Todo es un espejismo, es cierto que parece que todos los creen, que tú eres la culpable de todo, ganan las batallas judiciales, y tienes la sensación de que nadie te ayuda o la denuncia nunca recoge realmente el infierno por el que has vivido.

Todo eso parece cierto porque ellos tienen una baza fundamental, que tú no tienes fuerza para contar toda la verdad, durante años te ha anulado psicológicamente tanto, que cuando sales, solo quieres huir, no enfadarlo porque sabes de lo que es capaz, si vas a vecinos, amigos familia contando las monstruosidades que has vivido, sabes mejor que nadie que tu vida depende de tu silencio.

Esa es el arma que hace fuerte a un maltratador, tu silencio.

Ellos cuentan a los cuatro vientos, que estás loca, que querías joderles, quitarles la casa etc etc, si tienes la inmensa valentía y coraje (solo 3 de cada 10 mujeres lo consiguen) de poner una denuncia, a él le vale simplemente con decir que era falsa, para que la sociedad le crea, porque tú no tienes herramientas ni fuerzas para defenderte.

Por eso el mayor miedo que puede tener un maltratador es a que recuperes, a que vuelvas a ser feliz y libre, a la palabra que suena como un puñal a los maltratadores, que te empoderes, que descubras el feminismo, que veas que no estás sola, que miles y miles de mujeres compartimos tus heridas, tus historias, y sobretodo que no fue culpa tuya.

Cuando eso sucede, de repente la culpa y la vergüenza salen de tu alma, y cuentas, hablas gritas que ni una más, y no hay nada que le pueda dar más miedo a un maltratador que una mujer libre, piénsalo, durante siglos todos sus delitos han quedado impunes porque pasaba de puertas para dentro, porque nadie le quitaba la máscara de persona ideal a ese monstruo, aunque consigas huir engaña a otra mujer. Porque eso es lo más triste de la violencia de género, que únicamente puedes huir y salir viva, cuando otra mujer ocupa tu lugar en el infierno.

Pero ¿y si señaláramos a nuestros maltratadores? ¿Contáramos sin tapujos ni vergüenza todo lo que nos hizo? ¿Si sus caras estuvieran en redes sociales aviando a las demás mujeres? ¿Si todas las mujeres maltratadas rompieran por un segundo su silencio para gritar juntas? Este país ensordecería, tengo claro que esa revolución si haría que cayesen políticos, periodistas, jueces, abogados, jardineros, albañiles… Porque no nos confundamos para que maltraten a 1 de cada 3 mujeres, 1 de cada 3 hombres tiene que ser un maltratador y eso se nos olvida.

Y si por esa realidad ahora una parte de la sociedad demonizará el feminismo e intentará convencer a la sociedad de que las mujeres mentimos, o que la mayoría de denuncias son falsas… En los últimos años las mujeres nos hemos unido de una forma histórica, hemos gritado no estás sola, hemos aullado siendo su manada, las mujeres hemos descubierto la palabra que nos hace libres la palabra SORORIDAD, imaginaos cuanto miedo puede dar esa realidad a los maltratadores, a los machistas que saben que comparten su vida con una mujer sometida, que si de verdad fuera plenamente libre no estaría a su lado.

Imaginaos la cantidad de hombres que siguen viendo en una mujer, no un ser humano libre, sino una sirvienta, una madre y una puta, si eso se les acaba, ¿que harán?

Creo que este machismo agresivo, que nos insulta y amenaza en twitter, que llena forocoches o que se organiza y crean un partido político, es la respuesta a nuestra lucha por la libertad.

Y no nos equivoquemos mujeres, a ellos se les ha educado en la camaradería, mientras que a nosotras se nos ha hecho enemigas de nosotras mismas.

Sus amenazas, sus gritos, sus mentiras, su agresividad son los últimos coletazos de un sistema que yace moribundo, que por suerte (aunque ellos no) la mayoría de hombres y mujeres hemos evolucionado hasta saber que queremos tener los mismos derechos, oportunidades, ocio, felicidad o responsabilidades, en el fondo han tenido que darse cuenta de que algo estaba cambiando, lo que igual aún no se han dado cuenta es que esto no tiene marcha atrás, que nos han quitado tanto, que nos han quitado el miedo.

Cada mujer que siguen violando, maltratando o asesinando es un impulso para luchar, es el motivo de miles de mujeres para salir y ser libres, es un muro que rompemos hacia la libertad.

No hay mejor frase para concluir que resuma este articulo como la cita del inmenso Eduardo Galeano “El machismo es el miedo de los hombres a las mujeres sin miedo”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.