lahoradigital.com
Errejón, para tender unos puentes no es imprescindible romper otros
(Foto: E.P.)

Errejón, para tender unos puentes no es imprescindible romper otros

sábado 19 de enero de 2019, 15:17h

Cualquiera que quiera “hacerse de izquierdas” o entrar en grupos casi-revolucionarios debería ver por lo menos dos veces al año “La Vida de Brian”, vieja película de los 70 con la que los Monty Pyton hicieron el retrato más fiel que conozco de quienes se llaman a sí mismo “verdadera izquierda”. Pese a su antigüedad sigue teniendo plena vigencia, tal y como demuestran los últimos movimientos que a punto están de acabar con el soufflé podemita precisamente en su quinto cumpleaños.

En esos cinco años probaron todas las chaquetas (peronistas, sandinistas, comunistas, socialdemócratas..) para al final acabar ocultando su nombre en coaliciones de coaliciones con decenas y decenas de pequeños partidos que por sí mismos, solos y presentándose con su verdadera identidad, nunca hubieran soñado ni con media poltrona.

Su momento estelar llegó cuando en la investidura de Pedro Sánchez le negaron el voto alterando la línea del tiempo con otra realidad paralela y alternativa a la que debiera haber seguido la Historia cuando todo indicaba que debiera ganar el PSOE. Todo lo que hemos vivido después ha sido surrealista, empezando por el intento de linchamiento de Pedro Sánchez y la reacción de las bases socialistas rescatándolo contra las pretensiones de sectores viejunos del PSOE que hoy mismo ha utilizado Aznar en su Convención para seguir atacando al Presidente del Gobierno.

En todo ese marasmo siempre me llamó la atención Errejón, el hasta ahora único superviviente de los 7 magníficos, fundadores del partido que se decía depositario del legado del 15M… Iglesias los fue apartando a todos, pero éste era más duro de roer por su coherencia y lucidez. Siempre me pareció el más sensato, o por lo menos esa imagen daba.

Creo entender su objetivo; veo coherente intentar hacer de puente entre las distintas alternativas electorales que se disputan el mismo espacio (recordad la escena del circo, donde mientras Brian vendía morros de nutria y otras delicatesen los del FJLP llamaban traidores a los del FLPJ, y ambos a la UPPJ). Hubiera sido deseable como objetivo para que todas las sensibilidades de la Izquierda tengan su expresión electoral; con personas como Errejón y Carmena creo que sí es posible un entendimiento con el PSOE y otros sectores progresistas, pero no entiendo las formas empleadas; está bien que se junte con Carmena en un proyecto sensato y capaz de, en un momento dado, tender puentes con el PSOE, pero no cortando otros puentes y en competencia con sus compañeros de Podemos.

Me preocupa que mientras escribo esto IU pone su granito de arena para enrarecer aún más el ambiente rompiendo también su unidad con Podemos… espero que la gresca no presida las próximas campañas electorales; los sectores que votan a estas “izquierdas” no tienen problema en quedarse masivamente en casa con el consiguiente perjuicio para toda la izquierda en una situación crítica en que enfrente tenemos a unas derechas rabiosas que no han dudado en aliarse con el fascismo y anuncian que repetirán el esperpento andaluz donde puedan y al nivel que puedan.

Sería deseable un entendimiento, que se pongan de acuerdo en quién es el nuevo Bryan que alce la sandalia para evitar que la abstención arruine las posibilidades de la Izquierda matando la esperanza de los desfavorecidos. Estas derechas son ya abiertamente filofascistas; aquí se ayuda y blanquea al fascismo… la gresca y el barullo no son alternativa para combatirlas; da igual si son galgos o podencos porque nosotros somos la liebre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.