lahoradigital.com
La Violencia Machista marca un terrible comienzo del 2019
Ampliar
(Foto: Europa Press)

La Violencia Machista marca un terrible comienzo del 2019

lunes 07 de enero de 2019, 11:53h

Apenas tres días del comienzo del 2019 y ya apuntamos el primer asesinato machista de una mujer de 26 años en Laredo (Cantabria). Además de detenidos por violaciones masivas, palizas y agresiones. En Burriana (Castellón), una menor de 17 años fue atendida en el hospital por una agresión sexual colectiva. Los cuatro agresores detenidos. En Madrid, en el distrito de Usera, otra mujer sufrió una brutal paliza en presencia de sus hijos de 8 y 10 años. En Callosa D'En Sarrià (Alicante) la Guardia Civil sorprendió y detuvo 'in fraganti' a cuatro hombres que abusaban y violaban a una joven de 19 años. La aparición y las declaraciones contra las mujeres de la extrema derecha, ya con escaño en instituciones, parece tocar a rebato...

El 2019 ha tenido un negro comienzo, marcado por la violencia machista que ya se ha cobrado la primera víctima mortal, Rebeca A., una mujer de 26 años que murió el pasado 3 de enero en su casa de Laredo tras ser apuñalada reiteradamente por su novio, un ecuatoriano de 29 años. La mujer, de nacionalidad dominicana tenía una relación con su asesino que duraba año y medio, pero estaban en proceso de ruptura. En la noche del 3 de enero, ambos se encontraron en un bar de copas y comenzaron una discusión que siguió en su domicilio.

La pareja se encontraba acompañada de dos amigas. Finalmente, el agresor decidió terminar dicha discusión apuñalando a la joven en reiteradas ocasiones. Las dos amigas trataron de parar al asesino, pero se vieron también amenazadas y tuvieron que encerrarse en una habitación para ponerse a salvo. Cuando llegaron los servicios de emergencias no pudieron hacer nada por salvar la vida de la chica. Mientras el agresor se entregó voluntariamente en la comisaría de Laredo. Tras su detención el presunto asesino se quedó dormido hasta que fue puesto a disposición judicial.

El caso de Laredo ha sido el más grave ya que ha acabado con el asesinato de una mujer, pero no ha sido el único. En Burriana (Castellón), una menor de 17 años fue atendida en el Hospital de la Plana de Villarreal de una agresión sexual que sufrió esa misma noche cuando regresaba a su domicilio. Según el relato de la chica, dos hombres la asaltaron y tras taparla la cabeza la introdujeron en un coche para llevarla a una vivienda donde la tuvieron retenida durante horas. Tras la activación del protocolo policial y de la descripción que dio la mujer de sus agresores, los guardias civiles del Equipo Territorial de Policía Judicial de Burriana localizaron y detuvieron a los presuntos agresores. El juez les imputa delitos de detención ilegal en concurso con un delito de agresión sexual.

En Madrid, en el distrito de Usera, otra mujer sufrió una brutal paliza en presencia de sus hijos de 8 y 10 años. Su agresor, que la tuvo retenida en su casa fue detenido y tras pasar por el juzgado número 6 especializado en violencia sobre las mujeres fue puesto en libertad con medidas cautelares de control judicial y orden de alejamiento.

En Callosa D'En Sarrià (Alicante) la Guardia Civil sorprendió 'in situ' a cuatro hombres que abusaban y violaban a una joven de 19 años a la que previamente habían drogado. Los cuatro detenidos, de edades comprendidas entre los 19 y los 24 años, se encuentran en prisión provisional como presuntos autores de un delito de agresión sexual, además de dos delitos de abusos sexuales y un delito contra la intimidad.

Al igual que ocurrió en el triste y famoso caso de 'la manada' de Pamplona, los hombres abusaron de la víctima mientras la grababan en video. Todo ocurrió en el sótano de una vivienda y fue una vecina la que alertó a los agentes de la Guardia Civil. Al llegar al lugar encontraron a los cuatro varones abusando de una chica que estaba en estado ebrio y bajo los efectos de alguna droga ya que no era capaz de saber donde se encontraba ni lo que había ocurrido en toda la noche. En la investigación posterior, se ha sabido que dos de los chicos conocían a la chica y se encontraron con ella en Benidorm durante las campanadas de nochevieja. Tras pasar la noche juntos los chicos aprovecharon el estado de la joven para abusar de ella y agredirla sexualmente. Uno de los detenidos ya tenía antecedentes pro violencia de género y abusos sexuales a una menor. Además, en el transcurso de la investigación, que sigue abierta, los agentes sospechan que esta no es la única vez que los detenidos han protagonizado este tipo de situación y podría haber dos mujeres más que ya fueron agredidas anteriormente de este modo.

Comienza tristemente de este modo un 2019 negro en cuanto a la violencia machista. Un asesinato, agresiones, violaciones... son hechos que demuestran día a día que la sociedad tiene un grave problema de violencia hacia las mujeres. Los datos así lo corroboran.

El año pasado se cerró con 47 asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o ex parejas. Como estos asesinatos, 39 menores quedaron huérfanos y familias enteras destrozadas. Y desde el 2003, año en que se empiezan a contabilizar las víctimas de violencia machista la cifra se eleva hasta las 976 mujeres.

En cuanto a las denuncias, no paran de crecer. Según datos del Consejo General del Poder Judicial, en el tercer trimestre de 2018 (el último dato conocido) se presentaron más de 40.000 denuncias por violencia de género, lo que supone una variación del 2,32% respecto al mismo periodo del año anterior.

Las cifras, los casos y el sufrimiento de muchas mujeres en España contrastan con la actitud de determinados partido, como Vox, que abogan abiertamente para terminar con las leyes de proyección de las mujeres ante la violencia machista. En su ideario político, esta formación de ultraderecha afirma que la Ley Integral de Protección de las mujeres es una legislación salida de organizaciones feministas radicales y que son anticonstitucionales porque tratan al hombre de forma desigual respecto a las mujeres, a pesar de los numerosos pronunciamientos del Tribunal Constitucional tumbando esta afirmación. Incluso se permiten el lujo de dudar de que realmente la violencia machista sea un problema ya que afirman que los hombres también sufren violencia y por tanto también deben ser protegidos. Igualmente grave es que formaciones como el Partido Popular, 'compren' y asuman este discurso para alcanzar el gobierno de una Comunidad Autónoma como Andalucía. En este sentido, es lamentable que Pablo Casado, presidente del Partido Popular, en su última intervención pública asumiera como normal que su partido se sentara a hablar con la ultraderecha para modificar y ampliar las políticas de violencia doméstica, confundiendo deliberadamente ésta (que es muy diferente) con la violencia de género y afirmando sin ningún tipo de problema que los hombres también deben ser protegidos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios