lahoradigital.com
La Paradoja de Teseo o la Constitución que mató al minotauro del fascismo
Ampliar

La Paradoja de Teseo o la Constitución que mató al minotauro del fascismo

lunes 10 de diciembre de 2018, 12:57h
La filosofía griega es uno de los asideros clave que tenemos los habitantes de este universo que después de miles de millones de años aun no sabemos si se expande o se contrae. En estos tiempos de incertidumbre es bueno recordar la Paradoja de Teseo.

¿Qué tiene que ver la paradoja de Teseo con la actualidad española? Resumo. Hace cuarenta años, los españoles construimos un barco llamado Constitución y con él navegamos para sacar a España del laberinto del franquismo y así acabar con el minotauro del fascismo. Y ahí está la Constitución, en un pedestal que no ha impedido su deterioro, obligando a cambiar o retirar algunas de las piezas que se usaron para construirla.

Y tal vez en la profundidad mental de sus filósofos reside la solución a las infinitas paradojas que conforman el mundo en el que vivimos. Muchas son las paradojas que jalonan el pensamiento de los filósofos griegos pero tal vez sea la de Teseo la que resume nuestra situación.

En una de las múltiples guerras que libraban, Egeo, rey de Atenas, mató al hijo de Minos, rey de Creta.Tras la pérdida de su hijo, Minos sitió Atenas que se vio obligada a capitular. Una de las condiciones que puso Minos para abandonar el sitio fue la entrega a modo de impuesto anual de 14 jóvenes, siete chicos y siete chicas-la ley de igualdad ya funcionaba en aquellos años- para satisfacer al minotauro, encerrado en el laberinto de Creta construido por Dédalo.

Teseo solicitó a su padre que le dejara ir con los otros condenados para así intentar matar al minotauro.El barco partió con treinta jóvenes atenienses pertrechado con velas negras, que se enarbolarían blancas si el regreso era triunfal. Ya en Creta y durante una comida, Teseo conoció a Ariadna, hija del rey Minos. Ariadna instruyó a Teseo en la lucha con el minotauro y le entregó un ovillo de hilo de oro que le sirviese de guía para salir del laberinto. Y así fue. Teseo mató al minotauro, salió del laberinto, cogió a Ariadna y montaron en el barco de regreso a Atenas.

La alegría de los ateniense fue tan exuberante que sacaron el barco del mar y lo pusieron en lo alto de una loma a modo de monumento conmemorativo para admiración de las siguientes generaciones. Con el paso del tiempo. La madera del barco fue deteriorándose y los atenienses fueron reemplazando las maderas y guardando en un almacén las estropeadas. La sustitución de las piezas viejas por otras nuevas suscitó un apasionado debate entre los filósofos atenienses.

El debate lo resume así Plutarco. “El barco en el cual volvieron desde Creta Teseo y los jóvenes de Atenas tenía treinta remos, y los atenienses lo conservaban desde la época de Demetrio de Falero, ya que retiraban las tablas estropeadas y las reemplazaban por unas nuevas y más resistentes, de modo que este barco se había convertido en un ejemplo entre los filósofos sobre la identidad de las cosas que crecen; un grupo defendía que el barco continuaba siendo el mismo, mientras el otro aseguraba que no lo era."​

Y Plutarco se pregunta. ¿estaríamos en presencia del mismo barco si se hubieran reemplazado cada una de las partes del barco una a una? Aun mas. Reflexionaban los atenienses. Si las partes reemplazadas se almacenasen, y luego se usasen para reconstruir el barco ¿cuál de ellos, si lo es alguno, sería el barco original de Teseo? Y yo añado una nueva pregunta. Serviría cualquiera de los dos barcos para navegar camino de Minos matar al minotauro y regresar victoriosos a Atenas.?

Pero que tiene que ver la paradoja de Teseo con la actualidad española? Resumo. Hace cuarenta años, los españoles construimos un barco llamado Constitución y con él navegamos para sacar a España del laberinto del franquismo y así acabar con el minotauro del fascismo. Y ahí está la Constitución, en un pedestal que no ha impedido su deterioro, obligando a cambiar o retirar algunas de las piezas que se usaron para construirla.

Y ahora surge la pregunta del millón. Es esta la Constitución que sirvió para matar al minotauro. que se alimentaba con el sacrificio humano de los españoles? Mas aun, servirá esta Constitución para encerrar de nuevo en el laberinto plurinacional español a los dos nuevos minotauros -la extrema derecha y el independentismo- que amenazan con volver a sacrificar lo más granado de la sociedad española. Este es el debate que con serenidad debe hacer la sociedad española.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios