lahoradigital.com
El drama de ser niño y migrante
Ampliar

El drama de ser niño y migrante

viernes 30 de noviembre de 2018, 15:32h

Si algo le ha gustado siempre aplicar a los dirigentes de derechas sobre los jóvenes es el paternalismo. Ese paternalismo que se disfraza de sobreprotección, padres abnegados cuando lo que hacen es coartar la libertad de acción y pensamiento.

La última escena la ha protagonizado Pablo Casado, que en las elecciones andaluzas está desatado, lo mismo nos dice que los inmigrantes (como si fuese un concepto que albergase homogeneidad) vienen a promulgar la ablación, que pide un frente nacional, con Ciudadanos y el partido fascista Vox.

Y es que, mientras partidos de ultra derecha (porque sí, las politólogas podemos calificar y calificamos) hablan del PIN parental para que los menores no puedan recibir educación sexual en los colegios e institutos, Casado cree que los menores deben ir a prisión porque son totalmente responsables de sus actos delictivos. Entre su apuesta por la prisión permanente revisable, los twitteros y los menores de edad… parece que el nuevo pelotazo del ladrillo serán las prisiones.

Mientras se recrudece la situación de los menores de edad que acaban completamente solos en un país extranjero huyendo de la Guerra (con mayúsculas, nada de hambre, nada de miseria, eso es una Guerra), el líder de los populares nos habla de delincuencia, y no de cualquier acto delictivo, sino que menciona expresamente las violaciones, como ejemplo para pedir prisión para menores de edad.

Como si los miembros de la Manada estuviesen en libertad por ser menores de edad.

Como si le importasen las mujeres al partido que promovió la brecha salarial, se opuso a la Ley del aborto y precarizó la atención a las víctimas de violencia de género.

Poco ha tardado el Alto Comisionado para la lucha contra la pobreza infantil, Pau Marí-Klose en responderle y recuerda el artículo 37.b de la Convención de Derechos de la infancia: "La detención, el encarcelamiento o la prisión de un niño (...) se utilizará tan sólo como medida de último recurso y durante el período más breve que proceda".

Somos el tercer país en pobreza infantil entre nuestros socios de la Unión Europea, afecta a uno de cada tres, estamos creando hijos pobres gracias a los salarios en precario de sus padres, tenemos la natalidad por los suelos, pero nada de eso es digno de mención, a no ser que se pueda hablar del supuesto analfabetismo de los niños andaluces. Qué tiempos aquellos cuando el Consejero de Educación del Gobierno de Camps relacionaba el fracaso escolar con el trasvase del Ebro. La derecha siempre se ha cargado de demagogia y populismo cuando le faltan razones.

Ser menor de edad es algo que se pasa rápido, pero el tiempo no pasa igual cuando estas deseando cumplir 18 para que papá te compre un coche que cuando cruzas con 14 años un desierto huyendo de un matrimonio forzado.

Algunas familias han puesto el grito en el cielo porque la Comunidad de Madrid quiere alojar a menores migrantes en las instalaciones del IES San Fernando. Estos padres que enseñan a sus hijos que los extranjeros cuanto más lejos, mejor, (salvo para limpiar, que en ese caso que sea filipina y duerma en casa) que criminalizan a los que de tanto que han perdido, han perdido hasta a sus familias. Estos son los que hablan de darlo todo por el bienestar de sus hijos. Los menores que han llegado solos a España si pueden hablar de tener unos padres que lo han dado todo por ellos, incluso su vida.

Por otra parte, tenemos la cruel situación en la que se ven aquellos que esperan a que alguien, alguna ciencia, determine su edad. Porque si tienes más de 18 años te mandan de vuelta en cualquier vuelo chárter a ese país, a esa tierra, donde te persiguen por ser homosexual, y alguna cosa, pero no quiero albergar tópicos sobre lo que ocurre en los países cuya riqueza natural les hizo esclavos.

En Barcelona ha nacido la primera red de ayuda a migrantes no acompañados con un espíritu real de experiencias compartidas, varias personas que fueron menores no acompañados han constituido “Asociación Exmenas” para que nadie más intente capitalizar sus demandas. Demasiada gente sin escrúpulos se hace rica con los platos de comida que se ponen en la mesa de esos centros de internamiento… y comparten intereses con los que se enriquecen a costa de paralizar adopciones y tener a los menores alejados del derecho a tener una familia.

Esas empresas que tanta calle, tanto túnel construye y reforma, son una fábrica de pobres, de construir otredad y sembrar el miedo y el odio hacia un colectivo que lo único que tiene en común es la orfandad y el desamparo. Ninguna persona está libre de convertirse en inmigrante por mucho que saque su vergüenza al balcón, sólo escapas de ser un menor sin familia cuando cumples 18 años. Entonces te conviertes en un joven pobre y sin hogar, y al Estado le dará igual que sigas sin familia.

Estoy muy orgullosa de esos jóvenes que se han unido para reclamar que vivir sin una familia no te convierte en delincuente, y al mismo tiempo me da muchísima rabia, muchísima pena que haya sido necesario asociarse para decirlo.

La estadística de pobreza infantil de hoy es la gran generación perdida que tendremos mañana.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.