lahoradigital.com
Comienza la campaña andaluza con Susana de favorita y empate entre los tres partidos de la oposición, PP, Cs y Podemos

Comienza la campaña andaluza con Susana de favorita y empate entre los tres partidos de la oposición, PP, Cs y Podemos

viernes 16 de noviembre de 2018, 00:43h
Tras cuarenta años de gobiernos socialistas, Susana Díaz está segura de que el Psoe volverá a gobernar Andalucía aunque tendrá que negociar con otro partido de apoyo o con la abstención de alguno de ellos. Es altamente improbable que los tres partidos de la oposición, PP, Ciudadanos y Podemos se unan contra la presidenta andaluza.
El CIS que se publicó hace dos días vuelve a poner como claros favoritos para ganar unas elecciones andaluzas a los socialistas, encabezados por su presidenta, Susana Díaz. No parece que los socialistas acusen los 40 años de gobiernos en la Comunidad y la hegemonía del PSOE se extenderá cuatro años más.

La verdadera pugna de estos comicios que se celebran el 2 de diciembre está en el segundo puesto. Partido Popular, Ciudadanos y Andalucía Adelante (la marca de Podemos andaluza) parten prácticamente empatados y luchan no ya para ganarle las elecciones al PSOE sino para dirimir quien será jefe o jefa de la oposición.

Susana Díaz propone una campaña en la que defenderá la gestión de su Gobierno y también apelará a los valores de los andaluces en contraposición a aquellos que les ofenden e insultan continuamente. La última afrenta contra los ciudadanos y ciudadanas de la Comunidad más grande de España vino de la mano de la ex ministra del PP Isabel García Tejerina, quien dijo que "En Andalucía lo que sabe un niño de 10 años es lo que sabe uno de Castilla y León con 8". Por eso, la presidenta de la Junta afirmaba horas antes de comenzar la campaña que "la mejor manera manera de contestar a quien ofende, insulta, nos desprecia o no entiende cómo hablamos es participando masivamente el 2 de diciembre, contestando a las ofensas en las urnas".

El candidato popular, Juan Manuel Moreno, tendrá que trabajar duro si quiere que su partido siga siendo la segunda fuerza política de Andalucía. El empuje de Ciudadanos le amenaza con el 'sorpasso', lo que sería una pequeña catástrofe para el partido del recién estrenado presidente nacional, Pablo Casado. Una derrota contundente de los populares comenzaría a pasarle factura a un Casado que tomó las riendas de su partido en sustitución de Mariano Rajoy y ha impuesto una estrategia de radicalización de su discurso hacia unas posiciones más hacia la derecha que su antecesor. Con prácticamente una situación de partido residual en Cataluña, si el PP no consigue mantener posiciones en el sur peninsular, su futuro a nivel nacional se volverá bastante oscuro. Sin embargo, los conservadores lo fían todo a su fuerza en las grandes capitales andaluzas.

Teresa Rodríguez encabeza nuevamente la marca de Podemos en la región. Adelante Andalucía apelará al "voto útil" para cerrarle el paso a la derecha. Esta legislatura que ahora termina, la oposición de Rodríguez hacia el Gobierno de Susana Díaz ha sido muy áspera y dura. Las dos lideresas están a una distancia muy grande, sin embargo, los resultados electorales podrían obligar que en unas semanas ambas estén sentadas en la misma mesa de negociación.

Por último, Juan Marín, candidato de Ciudadanos hará todo lo posible para convertirse en la gran referencia política de Andalucía, tras los socialistas. A pesar de ser el apoyo necesario de Susana Díaz estos tres últimos años, ahora se presentan ante los electores andaluces asegurando que nunca jamás volverán a consentir un gobierno de los socialistas. Aunque esas promesas, en el campo político, nunca son creíbles del todo. En el fondo, la aspiración de Marín es convertirse en jefe de la oposición, lo que les situaría en una cómoda posición de cara a ayudar a su marca a nivel nacional.

Hoy se abre un periodo de dos semanas en las que el centro del tablero político español estará en Andalucía. Más de seis millones de andaluces tienen la llave en su mano para elegir al próximo inquilino del Palacio de San Telmo. Las encuestas y los analistas políticos apuestan por una continuidad del PSOE de Díaz que seguramente tendrá que buscar apoyos, quizás puntuales, entre el resto de fuerzas (salvo el PP). También, el PSOE debe tener cuidado de no confiarse pues es el que más tiene que perder. En clave nacional, será la primera prueba de fuego que pasará Pedro Sánchez desde que está en La Moncloa. Veremos con qué resultado. Porque en Andalucía, esta vez, no solo está en juego el gobierno regional, todos sacarán conclusiones pensando en el 2019, un año en el que tendremos elecciones municipales, autonómicas, europeas.... y quizás generales. Se abre el telón.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios