lahoradigital.com
Casado está tardando ya en dar de baja a Cospedal
Ampliar

Casado está tardando ya en dar de baja a Cospedal

sábado 03 de noviembre de 2018, 15:41h
De los papeles de Bárcenas a las conversaciones de Cospedal y Villarejo. De la misma manera que la trama Gürtel tuvo su punto álgido en los famosos Papeles de Bárcenas, la trama "Villarejo" tiene su epicentro en las Conversaciones de Cospedal y su marido con el ex comisario corrupto en plena sede de Génova.

Ambos escándalos son de tal magnitud que hicieron y hacen temblar los cimientos del PP, el de Rajoy y ahora el de Pablo Casado. Según los audios difundidos ampliamente por la prensa nacional, la dirigente popular Maria Dolores de Cospedal solicita al comisario la comisión de presuntos delitos para ser pagados (presuntamente) por el propio partido. De este episodio, Pablo Casado, que tendría que haber comparecido inmediatamente y pedir explicaciones a la diputada, se ha limitado a guardar un clamoroso silencio, roto esta jueves 1 de noviembre, en Huelva, con un más que tibio apoyo y mucha vergüenza escondida en parcas palabras.

Hay que reconocer que por suerte para ellos, los escritos de acusación de los delitos del procés catalán de la Fiscalía del Tribunal Supremo y de la Abogacía del Estado, de este viernes en pleno puente del 1 de noviembre, han supuesto un respiro para Cospedal y su jefe Casado al solapar parcialmente el sórdido encuentro con el ex comisario y la publicación de las conversaciones a la "genovesa"

En estas entregas de las Conversaciones de Cospedal, realizadas por un digital de más que dudosa procedencia, es Jose Manuel Villarejo, el ex comisario judicial que regenta una especie de burdel de espionaje y extorsión, hoy en la cárcel, quien llevó las cloacas hasta la quinta y noble planta de la sede del PP, en Génova, 13, "donde solo estamos Mariano y yo", dixit Cospedal. Allí, reunidos semi clandestinamente ella, su marido, Ignacio López del Hierro y el comisario en cuestión, se oye asentir a la entonces jefa del PP en una nítida grabación sobre el encargo que su marido hace de "algún trabajito especial". ¿Pero voy a cobrar del partido (PP)?, pregunta el policía."Por supuesto, tu hazme caso, el partido pagará", insiste el marido de la Secretaria General del PP, después ministra de Defensa y también Presidenta de la Comunidad de Castilla La Mancha, ante el asentimiento y complicidad de la misma. Tampoco les cuesta demasiado hablar de ese pendrive "en el que hay de todo" y "hemos hecho lo posible por destruirlo", si, a martillazos, como se hizo con el ordenador del ex tesorero Bárcenas.

La conversación, propia de un encuentro entre delincuentes, tendría que haber dado lugar, ipso facto, a una comparecencia de la propia Cospedal, sin otro mensaje que el anuncio de su retirada de la política y a una declaración exculpatoria del actual Secretario General popular, Pablo Casado de quien cabe recordar que ostenta el cargo gracias a los votos de los compromisarios de la hoy diputada manchega. Lejos de ello, el señor Casado se limitó a decir en Huelva, y de forma bastante forzada, que Cospedal "ha dicho la verdad y no miente, no como otros" en clara alusión a la ministra de Justicia Dolores Delgado a quien también el comisario grabó unas conversaciones durante una comida pública de conmemoración también hace ahora nueve años.

Lo que no quiere o puede aceptar Casado es que la charla de la entonces fiscal Delgado, se produjo en una mesa llena de policías, compañeros y jueces, en un lugar público en una cena pública y abierta y que la ministra se limitó a utilizar, en el transcurso de una conversación animada por los chupitos y con muchas personas, un lenguaje poco feminista, lo cual ni es delito ni la inhabilita para desarrollar adecuadamente su cargo.

Volviendo a la noble planta de la sede del PP de la calle Génova, Villarejo daba por cerrado el trato y el pago de sus "trabajitos especiales". Total, sólo tenía, como bien describe socarronamente, que filtrar información del sumario de la Gürtel, (seguimos hablando del año 2009) porque como dice Cospedal en su defensa, "era mi trabajo" (saber cómo iban las diligencias y las acusaciones en toda la Gürtel) diligencias y actuaciones judiciales que han llevado a prisión a ministros, ex presidentes autonómicos, consejeros, alcaldes y cargos, todos del Partido Popular.

Datos, se presupone que robados al fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Valencia, que además estaban bien fresquitos del día anterior. Dada su condición de comisario de la brigada judicial, nada le costaba sacar esas filtraciones y vendérselas al PP. López del Hierro y Dolores de Cospedal dan por hecho, al menos es lo que se infiere en el trascurso de la conversación, que había dinero (se supone que negro) para pagar, siempre según las grabaciones que han trascendido esta semana. Por un puñado de dólares tendrían al enemigo bajo control . Todo concuerda ya que, según los Papeles de Bárcenas, el PP tendría dinero suficiente en la caja B, tanto para hacer obras en la planta noble como para pagar sobresueldos en sobres B y, como ahora se ha sabido, para pagar presuntamente "los trabajitos especiales" de espionaje entre compañeros. Lo que no ha trascendido es cuanto cobró Villarejo, si es que se puede demostrar que cobró, por estos delitos y de que forma lo hizo, si es que lo hizo.

Ya puestos, nada mejor que saber si un compañero que te hace la competencia dentro del partido, como es Javier Arenas, tiene algo que ocultar o no. Así que, según se escucha en las grabaciones, otro de los "trabajitos especiales" consistió a investigar "todo lo que hubiera", público y privado del archi enemigo de Cospedal, el sempiterno SG de los populares andaluces, Javier Arenas, quien una vez enterado del caso ha puesto el grito en el cielo y ha manifestado que siempre tuvo sospechas de que algo no funcionaba entre él y la todopoderosa segunda mano derecha de Mariano Rajoy.

¿Es posible que todo esto se hiciera sin el conocimiento del presidente del partido y presidente del Gobierno de entonces?. A día de hoy, y con el ex presidente Rajoy retirado de la primera línea política, con su ex vicepresidenta, Soraya Sainz de Santamaría, vencida por el duo Casado y Cospedad en el último Congreso, lo que realmente interesa es saber cuanto tiempo va a tardar el SG de los populares en cesar a quien le dio los votos para alcanzar su cargo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.