Edición testing
26 de mayo de 2020, 21:38:52
Igualdad

INFORME IGUALDAD EN CIFRAS MEFP


Las chicas obtienen los títulos de ESO y Bachillerado en mayor proporción que los chicos

Por La Hora Digital

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celáa, ha presentado por segundo año consecutivo el Informe Igualdad en Cifras de su departamento en el que se señala que el 82,3% de las chicas obtienen el titulo de la ESO y el 63,4% alcanza el Bachillerato. Estas cifras contrastan con el 72,7% de los chicos que logra graduarse en Educación Secundaria Obligatoria y tan solo el 48,8% en Bachillerato. El abandono educativo-formativo es menor en las alumnas (13%) que en los alumnos (21,4%). Por áreas de conocimiento, las chicas optan menos por disciplinas científico-tecnológicas en Bachillerato, en FP y en grados universitarios.


El Ministerio de Educación y Formación Profesional que dirige la ministra Isabel Celála ha publicado este miércoles el segundo informe Igualdad en Cifras MEFP coincidiendo con la celebración del 8M, Día Internacional de la Mujer. El documento recoge los principales indicadores educativos en clave de género y concluye que las chicas obtienen en mayor proporción que los chicos los títulos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y de Bachillerato. Las cifras también vuelven a constatar que hay diferencias a la hora de elegir estudios, con una baja preferencia por las áreas científico-tecnológicas por parte de las alumnas.

En el prólogo del informe la titular de Educación, Isabel Celáa, asegura que “uno de los principales retos que tenemos en nuestro país es garantizar la igualdad de oportunidades en la educación y hacer que el sistema educativo desarrolle por igual el talento de las niñas y niños, sin limitaciones ni condicionantes. Para ello, es necesario un verdadero compromiso político y social por la equidad de género en educación”.

La ministra del Gobierno de Pedro Sánchez, precisamente, presentó esta semana el anteproyecto de Ley Orgánica de Educación que derogará la LOMCE cuando supere todo el trámite parlamentario. La dirigente socialista aseguró durante su presentación que “nuestra propuesta multiplica el esfuerzo, que ya no es solo del estudiante. Queremos un sistema educativo que acompañe a los estudiantes en su desarrollo como individuos, como ciudadanos de una sociedad democrática y como profesionales competentes. Nuestra sociedad necesita de todos los talentos”.

Igualdad en cifras MEFP es uno de los instrumentos que facilita la toma de decisiones para alcanzar la igualdad en materia educativa, ya que muestra una radiografía de nuestro sistema con aquellos aspectos en los que se ha avanzado y aquellos en los que aún existen diferencias significativas.

Entre los primeros están, por ejemplo, las tasas de matriculación universitarias, en donde las mujeres suponen el 55,2% del alumnado; el menor abandono educativo-formativo entre las chicas de 18 a 24 años (un 13% frente al 21,4% de los chicos de esa misma edad); o el porcentaje de mujeres de 25 a 34 años con estudios superiores, que supera en 11,8 puntos al de hombres (52,4% frente a 40,6%).

En el lado opuesto, aquellos aspectos en los que hay un amplio margen de mejora, está la distribución en las diferentes áreas de conocimiento. La brecha de género se manifiesta ya en el bachillerato de Ciencias, donde las chicas representan el 47% del alumnado. En Formación Profesional la presencia femenina es menor en todos los niveles (básica, grado medio y superior) y es especialmente baja en ramas como las de Mantenimiento de vehículos autopropulsados (3,2%), Electricidad y Electrónica (4,8%) o Fabricación Mecánica (9,4%). Sin embargo, son mayoría en Imagen Personal (94,1%), Servicios Socioculturales y a la Comunidad (87,1%) o Sanidad (75%).

En Formación Profesional la presencia femenina es menor en todos los niveles (básica, grado medio y superior) y es especialmente baja en ramas como las de Mantenimiento de vehículos autopropulsados (3,2%), Electricidad y Electrónica (4,8%) o Fabricación Mecánica (9,4%)

En los grados y másteres universitarios la situación es similar, con pocas chicas cursando carreras relacionadas con ingeniería, industria y construcción (28,5%) o en Informática (12,9%), y muchas en Educación (77,7%) o Salud y Servicios Sociales (71,4%).

Sin embargo, la feminización de los estudios en general contrasta con la masculinización del mercado laboral, donde las mujeres tienen peores tasas de empleabilidad en todos los niveles de formación entre los 25 y los 64 años, según datos de 2019. Las tasas de paro femenino son superiores para todos los niveles educativos y todas las edades. Si se restringen al grupo de mujeres entre 25 y 34 años –donde un 52,4% posee estudios superiores (11,8 puntos más que los varones de esa edad)-, las cifras no mejoran, con 2,6 puntos más de paro total, 10 puntos más entre aquellas sin estudios obligatorios y casi dos más entre las que tienen estudios superiores.

En cuanto a la profesión docente, se trata de una carrera claramente feminizada (66,6% del total), especialmente en las primeras etapas de la enseñanza, en donde las mujeres representan el 97,7% en infantil en el curso 2017-2018. En la universidad, el profesorado femenino representa el 41,8%, porcentaje que aumenta hasta el 51,9% entre los menores de 40 años.

La contribución de la educación al logro de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres es innegable, tanto para que cualquier persona pueda alcanzar la máxima formación que su propia capacidad le permita, con independencia de su sexo, como para sensibilizar y educar contra la violencia de género y en el respeto basado en la igualdad de trato y de oportunidades”, ha subrayado la ministra durante el acto Aulas por la Igualdad en el que se ha presentado este informe.

Se puede consultar el informe completo en el siguiente enlace: https://www.educacionyfp.gob.es/educacion/mc/igualdad/igualdad-cifras.html

La Hora Digital.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  lahoradigital.com