Edición testing
12 de noviembre de 2019, 10:36:41
Política


Registran el domicilio del abogado de Puigdemont por blanqueo de dinero del narcotráfico

Por Pablo Castro

Este mismo lunes la Policía Nacional ha llevado a cabo el registro del domicilio de Gonzalo Boye, abogado del ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Al parecer, la operación ordenada por la juez de la Audiencia Nacional María Tardón se ha desarrollado por un presunto delito de blanqueo de capitales relacionado con el tráfico de drogas.


En plena crisis en Cataluña, este lunes se ha filtrado la operación dirigida por la juez de la Audiencia Nacional, María Tardón, que ha ordenado también otros registros. Entre ellos el del letrado Gonzalo Boye, abogado tanto de Puigdemont como de Torra. Los asuntos investigados son "blaqueo de dinero relacionados con el clan de la droga de Sito MIñanco". La policía judicial intenta desmontar una opertativa de blanqueo organizada por el narcotráfico gallego, José Ramón Prado Bugallo, alias Sito Miñanco , según han confirmado fuentes jurídicas. La operación, que no tiene nada que ver con Carles Puigdemont, del que Boye es abogado, está dirigida por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) del Cuerpo Nacional de Policía.

Fuentes del Alto Tribunal señalan que la actuación judicial no guardaría relación con su trabajo como abogado de Puigdemont y, aunque la causa es secreta, se ha dado a conocer que lo que se buscaría en concreto sería la proveniencia de los fondos del narcotráfico supuestamente blanqueados. No obstante la relación más que estrecha y la cercanía de Boye con Puigdemont deja en mala posición al direigente cataán fugado

Cabe recordar que Boye ha sido el abogado de uno de los grandes capos de la droga en España, José Ramón Prado Bugallo, más conocido como Sito Miñanco. De hecho, el año pasado le defendió en el juicio celebrado en la Audiencia de Pontevedra contra el capo y varios miembros de su familia. ¿La setencia? Fue condenatoria y, precisamente, por un delito de blanqueo de fondos del narcotráfico.

Aunque esta no sería la primera vez que Boye se topa con la Justicia, ya que fue condenado por colaborar con ETA en los preparativos para secuestrar a Emiliano Revilla. La Audiencia Nacional le impuso en aquel momento una condena de 14 años de prisión por su intervención en el secuestro del empresario. Boye, de origen chileno, pertenecía al Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) surgido contra la dictadura de Pinochet y, en la propia cárcel, estudió la carrera de Derecho.

Hay que destacar que ya en 2004 dio sus primeros pasos como abogado ejerciendo la acusación en el juicio del 11-M, aunque poco después se acercaría al mundo independentista catalán, terminando como defensor jurídico de Carles Puigdemont tras su espantada a Bélgica.

La Hora Digital.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  lahoradigital.com