Edición testing
15 de noviembre de 2019, 14:57:44
Opinión


Mientras aficionados mesiánicos pelean por cuarto y mitad de ministerio…

Por Iñaki Xabier Vélez Domingo

Mientras que aficionados al caudillismo, como Pablo Iglesias o el muchacho que “susurraba a los caballos”, de los diferentes reinos de taifas de las izquierdas radicales, se peleen entre sí para ver si consiguen cuarto y mitad de ministerio. Mientras que se monte un escándalo de órdago porque, por fin, se haga un poco de justicia al sacar los restos de uno de los últimos genocidas europeos de un mausoleo construido sobre el dolor, sufrimiento y muerte de los que fueron leales al Gobierno legítimo de la Republica. Mientras que los medios de comunicación masiva controlados por los poderes fácticos distraigan la atención de los ciudadanos de forma que no se hable de todos los casos de corrupción del PP...


Mientras que se monte un escándalo de órdago porque, por fin, se haga un poco de justicia al sacar los restos de uno de los últimos genocidas europeos de un mausoleo construido sobre el dolor, sufrimiento y muerte de los que fueron leales al Gobierno legítimo de la Republica.

Mientras que aunque por fin se vaya a hacer algo de justicia, pero solo un poco, tendremos que seguir hablando en un futuro de todos los bienes, propiedades y privilegios que la familia Franco acaparó durante la dictadura y que alguna vez se tendrán que restituir a sus legítimos propietarios.

Mientras que decenas de miles de víctimas del régimen genocida de Franco yazcan en miles de cunetas a lo largo y ancho de España.

Mientras que a tipos como Abascal algunos, les vean como políticos de corte democrático.

Mientras que, a todavía demasiados ciudadanos, les parezca un sacrilegio la exhumación del genocida.

Mientras que en Cataluña se vuelvan a agitar las banderas nacionalistas de forma que, hábil maniobra de distracción, los ciudadanos no nos fijemos en los problemas reales, los de verdad, los del día a día, que amenazan nuestra forma de vida actual.

Mientras que aficionados al caudillismo, como Pablo Iglesias o el muchacho que “susurraba a los caballos”, de los diferentes reinos de taifas de las izquierdas radicales, se peleen entre sí para ver si consiguen cuarto y mitad de ministerio, o banalicen por mero interés electoralista asuntos tan importantes que un futuro no muy lejano se tendrán que a abordar después de un análisis profundo y muchas reflexiones, como lo es la reducción del tiempo de trabajo, sus costes inducidos y sus consecuencias en una sociedad digitalizada, con Internet de las cosas, robotizada y en la que se van a destruir millones de empleos de baja cualificación, por rascar un puñado de votos.

Mientras que populistas hiper ventilados como Rivera den bandazos ideológicos y bloqueen y destabilicen España.

Mientras que los medios de comunicación masiva controlados por los poderes fácticos distraigan la atención de los ciudadanos de forma que no se hable de todos los casos de corrupción del PP, de las decenas de miles de millones de euros que hemos regalado a la banca, a las grandes constructoras, a las grandes empresas energéticas y a las multinacionales.

Mientras, poco a poco, sí, sin hacer demasiado ruido, las hordas de las derechas se reagrupan, se reorganizan y se hacen más fuertes al apoyarse en la ultraderecha radical y neofascista de tipos que eluden impuestos, tratan a las mujeres como objetos, a los emigrantes como animales, a los homosexuales como enfermos, y a los que ya han permitido entrar en las instituciones.

Todo es teatro, puro teatro, orquestado con un único fin: Que el partido ganador en las últimas cuatro elecciones no pueda formar gobierno.

Y a fe mía que creen que les va saliendo bien, creen que lo van consiguiendo…Ya no sé qué tenemos que hacer los ciudadanos para que nuestros mandatos democráticos y el resultado de nuestras papeletas que suman en las urnas sean respetados. En España, la endeblez de los líderes está robando la democracia y los métodos democráticos. Los mandatos de las urnas no se cumplen.

Bueno, sí lo sé, es muy sencillo, todas las personas que pensamos que España necesita un gobierno estable, coherente, formado por ciudadanos y ciudadanas con capacidad de gestión y experiencia demostrada en asumir responsabilidades, que sea progresista, que gobierne para TODOS los españoles, que busque soluciones a las tensiones territoriales, que afronte con medidas planificadas los desafíos a nivel internacional etc., votaremos al único partido de corte estatal, de izquierdas, al PSOE, el único que puede hacer frente a la reagrupación regresiva de Casado, Rivera, Abascal.

El día después del #10N necesitaremos que el PSOE obtenga un resultado que no deje ningún resquicio a la derecha para volver a gobernar.

No nos dejemos engañar por todos los fuegos de artificio que intentan deslumbrarnos para que no nos fijemos en lo verdaderamente importante. Hay que votar otra vez y las veces que hagan falta, no entremos al juego, su maniobra dilatoria para que las derechas retomen fuerzas ha conseguido que las elecciones se tengan que repetir. Sí, pero el #10N hay que votar al PSOE con contundencia, sin dudar, esta es, de verdad, nuestra última oportunidad en los próximos diez años de que un gobierno de izquierdas dirija nuestros destinos.

Soy socialista, militante de base del PSOE de toda la vida, muchos como yo nos hemos dejado la piel para hacer la vida más fácil a millones de ciudadanos, y lo hemos hecho siempre que hemos gobernado. E incluso con nuestros fallos y lo que nos queda todavía por hacer, creemos firmemente en la igualdad y la redistribución de la Justicia, en el progreso y crecimiento justo. Nos aterra la regresión, el fascismo, la división entre muy ricos y pobres, entre “normales y diversos”. Nos aterra que se ningunee y persiga a las mujeres, que se recorten los derechos de los trabajadores. Estamos viendo cómo eso, ya está pasando, ahora tenemos más información. Ahora hay que hacer un muro a la derecha unida a la ultraderecha. Ahora hay que volver a votar más que nunca y con lucidez. Soy sindicalista de la UGT y el #10N volveré a votar PSOE.

La Hora Digital.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  lahoradigital.com