Edición testing
22 de septiembre de 2019, 20:46:21
Cultura


Juego de Tronos: Se rompe la rueda

Por Marina Torreira

Nos encontramos en el último capítulo de la serie de Juego de Tronos. Vamos a comentarlo como hemos hecho en los anteriores episodios y así nos despediremos de esta serie que tantos hemos seguido durante estos últimos años. Os avisamos que si aún no lo visteis, habrá muchos Spoilers.


El último capítulo de Juego de Tronos era uno de los episodios que más ansiábamos ver, el cómo acabaría todo. Sin embargo desde el penúltimo capítulo de la serie, a la gran mayoría se nos quitó esa ilusión que teníamos (o al menos es mi caso), después de ver como se masacraba una ciudad a manos de una de las protagonistas de la serie y un personaje muy querida por todos como lo era Daenerys Targaryen. El cómo acabase esta serie después de ver el quinto capítulo, no ilusionaba a muchos porque todos sabíamos lo que iba a pasar y como de una noche a la mañana se cargaron la historia de más de un personaje. Así que empecemos por el principio de este último capítulo a comentarlo de poco en poco como hemos venido haciendo. Aviso de nuevo, que si no lo habéis llegado a ver, primero, esto va a estar cargadito de spoilers, y segundo que lo vayáis a ver por mucho que sea un final que no hubiésemos querido, aun así, sigue siendo Juego de Tronos, una de las series que nos ha dejado más de un momento inolvidable de cara televisiva.

El silencio

El capítulo empieza muy silencioso después de tanta destrucción. Vemos a un Tyrion desanimado, decaído, temiendo por lo que pueda ocurrir de ahora en adelante. Camina por las cenizas que ha dejado su Reina Daenerys y se dirige a la búsqueda de sus hermanos para saber si al final acabaron cogiendo ese bote para Penthos o acabaron derrumbados. Le sigue Jon junto con Davos y algunos de sus hombres, que tambien quedan deslumbrados con tanta muerte a su alrededor. Tyrion decide ir solo a los pasadizos donde estaban los esqueletos de los dragones, y allí se encuentra con la muerte de sus dos hermanos (ya confirmándonos que murieron aplastados) entre los escombros. Esto afirma que murieron juntos, pero para ser los personajes que eran, por todo lo que nos han dado en toda la serie, sigo pensando que merecían otra muerte más digna que acabar entre unos ladrillos del Castillo Rojo. Tyrion lloraba junto a ellos, en una de las escenas emotivas del capítulo, donde a partir de aquí empezaba la traición de Tyrion a Daenerys (con razón). Por otro lado Jon, tambien se dirige hacia el Castillo para ver a Daenerys. Se encuentra con Gusano Gris ejecutando a varios soldados más de la Guardia Dorada. Jon intenta detenerle explicando que ya hubo suficientes muertes, están de rodillas, se han rendido, ¿por qué matarles? Gusano Gris le fue fiel a Daenerys y justificaba esas ejecuciones por luchar por Cersei. De nada sirvió el intento de Jon ya que Gusano Gris siguió con lo suyo matando a esos pocos que quedaban con vida.

Reina Dragón

Jon llega al Castillo Rojo donde todos los Inmaculados y Dothraquis aguardan la llegada de Daenerys. Arya tambien se encuentra allí, observando todo lo que ocurre. Daenerys llega a lomos de Drogon aterrizando en el Castillo Rojo y dejándonos una imagen de Dany y las alas de Drogon detrás como la Madre de Dragones que es. La ahora Reina, empieza a dar su discurso, primero nombrado a Gusano Gris como Maestre de Guerra. Luego comienza a decir que la guerra no acabó y que piensa liberar a todos los demás pueblos rompiendo la rueda que siempre han seguido. Tyrion llega junto a Daenerys y ella le acusa de traición por liberar a su hermano, lo que él le responde “liberé a mi hermano, y masacrasteis una ciudad”, ella reaccionó con dudas y Tyrion tiró el símbolo de la mano del Rey. Daenerys lo hizo prisionero, sin dejar atrás que fue el único que tuvo valor para decírselo a la cara.

El cruce de miradas de Jon y Daenerys sirvió para explicar que tanto el uno como la otra piensan de manera diferente. Arya se sitúa al lado de Jon una vez ésta se aleja. Es la primera que advierte a Jon de la maldad de Daenerys, haciéndole entender que mientras sepa quién es Jon de verdad siempre será una amenaza. Arya intenta convencerle de que es una verdadera asesina, Jon sin embargo sigue encamelado por su Reina y la sigue defendiendo a pesar de todo el daño.

Jon decide visitar a Tyrion, y él como buen sabio que es, le explica y dice todo lo que tendría que saber y hacer de cara al futuro de los dos. Primero empieza a lamentarse por saber que le queda poco de vida y que traicionó a su mejor amigo (Varys) lo vio morir y acabó teniendo razón. Jon es el único hombre vivo que volvió de la muerte por lo que le afirma que después de la muerte no hay nada. Tyrion afirma la traición a Daenerys, y lo volvería hacer viendo lo que vio. Él se siente culpable por lo que eligió. Jon quiere apaciguarle explicado que ya la guerra acabó, no hay porque preocuparse, pero… ¿En serio se está dando por vencido? Antes Daenerys estaba queriendo decir que iría por todos los reinos a hacer justicia, es decir… quería continuar masacrando y… ¿En serio que Jon no lo veía? Tyrion le tuvo que abrir los ojos para que viese la realidad en la que se hallaba y abrirle el camino a lo que debería de hacer, por mucho que deba luchar con su corazón, pero debe de mirar tambien por su razón. Tyrion intenta demostrar que no se puede cambiar la naturaleza de Daenerys, su lema es ‘Fuego y Sangre’ y se regirá por ello. Jon de nuevo la defiende, explicando que ella no es su padre, él no sigue ese lema defendiendo que no todos tienen porque seguirlos, como Tyrion. Jon pone de ejemplo al padre de Tyrion, excusándose que Tyrion no es como él, a lo que le responde que su padre y Cersei eran personas malvadas pero nunca apilaran el número de muertes como los que ha causado Daenerys. Jon sigue fiel a su corazón, cada vez más corderito, defendiéndola de la catástrofe con la excusa de que vio morir a su mejor amiga y a su dragón. Pero Tyrion quiere que Jon recapacite y le pregunta por si él hubiera hecho lo mismo, ya que él estuvo a lomos de un dragón y tuvo ese poder. Jon duda, porque sabe que nunca hubiera hecho tal cosa. Al fin empieza a entrar en razón. De nuevo le advierten sobre quien es, pero esta vez es Tyrion, explicándole que ella quiere un paraíso y siempre acaba abrasando a todo el que se le interponga. Sabe que él es como el hermano que su amor fue más fuerte que la razón, a lo que Jon le responde con una gran frase “El amor es la muerte del deber”, una cita que le digo el Maestre Aemon en la Guardia de la Noche. Tyrion le da la vuelta a la frase “El deber es la muerte del amor” recordándole que el siempre hace lo correcto a pesar de las consecuencias, siempre ayuda a los demás. Tyrion le está pidiendo que acabe con su amor para proteger a todos de una destrucción. Jon se marcha confuso, después de tambien dejar ver que sus hermanas se reñirán a Daenerys, cuando él sabe que eso no pasará. Jon debe elegir por el bien del futuro. Sansa pareció ver que lo predijo, se mantuvo ausente, pero al mismo tiempo estaba presente, una chica lista que se dio cuenta de cómo era Daenerys antes que todos los demás.

Jon se dirige hacia la sala del Trono de Hierro. Antes se encuentra con Drogon, que estaba escondido bajo la nieve que caía sobre Desembarco del Rey. La tormenta aún no había terminado. Vemos luego a Daenerys llegando a esa sala del Trono forjado de espadas. Esta escena la vimos antes en uno de los capítulos de la segunda temporada cuando tuvo que liberar a sus tres dragones en la Casa de los Eternos en Qarth, prediciendo que Daenerys solo conseguiría el trono con cenizas, en ese entonces se creía que era nieve (por el hecho de que la trama se centraba en los caminantes blancos) pero resultó ser los restos de la destrucción que ella causo, cenizas. Justo cuando toco el sillón de hierro apareció Jon. Ella tan feliz contando como fue forjado el Trono cuando Jon le acusó de todo el desastre que causo. Ella parecía ahora débil, queriendo que los dos dominaran el mundo liberándolos a todos. Se defendió queriendo culpar a Cersei por tomar por escudo a las personas inocentes para que ella no pudiera hacer nada (parte de razón tuvo), pero lo que Cersei no sabía era que ella iba a pasar eso por delante, porque si de verdad hubieran querido a Daenerys o parar la Guerra, la gente del pueblo no se hubiera refugiado en el centro de la ciudad, sabiendo que iba a estar en guerra, por lo que Daenerys se refugió en ese hecho, y quiso expresar que ella quiere un mundo bueno para todos, de nuevo dijo que quería romper esa rueda con la que todos seguían estos años. Jon le devolvió la mirada, le expreso su amor y cuando más parecía que iban a acabar juntos reinando, Jon le clavo una daga en el corazón matando a su amor. Daenerys murió a manos de su amor, una muerte que a pesar del mal que hizo, fue uno de los personajes más queridos y emblemáticos de la serie. Pensar que de un día a otro la quisiésemos muerta por su mal… pero la cosa tenía que ser así, después del desastre que hizo (e hicieron los guionistas de esta temporada, como humilde opinión). Sin más, se venía una de las mejores escenas de este capítulo, el perdón de Drogon. El dragón llegó a sabiendas de lo que iba a ocurrir y vimos una emotiva escena de Drogon queriendo reanimar a Daenerys sin conseguirlo. Se dirigió hacia Jon, pero a pesar de creer que podría haber muerto quemado, parece que Drogon entendía los sentimientos de Jon y su causa y en una maravillosa escena vimos como acababa con el conflicto de toda guerra, el sillón del Trono de Hierro. Luego se la llevo en sus zarpas y no se volvió a ver más.

Un nuevo comienzo

Tras la muerte de Daenerys y la traición de Jon, lo hicieron prisionero. Pasaron dos semanas desde entonces y llegó el juicio de Tyrion, sin un rey o reina, no podía haber juicio por lo que todos los señores o reyes de cada casa existente se reunieron para hablar de ello. Decidieron, gracias a Tyrion, que lo mejor sería elegir un rey o reina en los que todos estuviesen de acuerdo. Todos aceptaron.

Tras una intervención de uno de los señores de aguas dulces y el intento de Sam de que haya democracia tambien para el pueblo, sin éxito, Tyrion propuso a un Rey. Se trataba de Bran, el tullido, el Cuervo de Tres Ojos, el que menos quería reinar de todos y el que en mi opinión, no esperaba que lo fuese. Tyrion dio sus razones. Una de ellas fue la más importante, todo rey tiene que tener una gran historia, y ¿qué menos que Bran sea uno de los que tengan una gran historia? Es más tiene más de una, tiene las de todos, es la memoria de todos los presente y los no presente, es el arma que nadie puede derrotar, la verdad. La primera en oponerse fue Sansa, ella ansia el trono desde inicios de la serie, por lo que hubiese sido raro que no hubiera intervenido. Se excusó explicando que Bran no quiere reinar y no puede tener hijos, a lo que Tyrion le respondió que se ha demostrado que los hijos de los reyes suelen ser malvados, por lo que cada vez que se tenga que reinar cuando fallezca un Rey, se elegirá uno de las grandes casas existentes por mayoría de todos. Creando así una nueva forma de gobernar y terminando de romper esa rueda de reyes legítimos a los que todos estaban ligados. Tyrion sabe que Bran no quiere reinar ni quiere poder, pero al preguntarse sobre si gobernaría si fuese elegido, él responde que está allí por algo, confirmando que él sabía que iba a reinar. Empieza la votación y todos eligen a Bran como como nuevo Rey, a excepción de su hermana Sansa, que fue la más lista y se separó del Reinado creando su propio reino en el Norte, siendo ella su Reina. Todos lo aceptaron y Bran será el Rey de los seis, en este caso, reinos de Poniente. Bran elige a su mano del Rey a Tyrion, y lo acepta después de un breve acuerdo.

A partir de esta escena empiezan las despedidas y vemos donde acaba cada uno de los personajes. Jon se encuentra por última vez con Tyrion y le dice que acabara en el muro, donde empezó. Se despide de él pero sin quitar que se vuelvan a ver en el muro. Luego se despide de sus hermanos. Arya se despide de todos tambien explicando que va explorar el mundo que no aparece en los mapas y no piensa volver. Sansa se va al norte a Reinar y los hermanos se ven por última vez. Jon le dice a Bran que siente no haber estado con él cuando más lo necesitaba, a lo que Bran le responde que siempre estuvo donde tenía que estar.

Luego vemos como la mesa de reuniones del Castillo Rojo ya está reformada y Tyrion sentada ella con sus nuevos consejeros. Sam como Maestre del Rey trae un libro sobre la historia ocurrida llamada ‘Hielo y Fuego’ haciendo referencia al verdadero libro en el que se ha basado parte de la historia de Juego de Tronos. La escena es cómica y agradable, previniendo que tendrán un futuro de paz. Se habla sobre el avistamiento de Drogon pero sigue desaparecido. La escena se aleja enseñando el mapa de Poniente y una grieta en la rueda dibujada, como guiño de esa destrucción de dinastías y el comienzo de otra nueva.

Luego nos van mostrando los caminos de Sansa, Arya y Jon, con una música que propagaba el final. Jon llegando al muro, reencontrándose con Tormund y su lobo, Fantasma. Sansa siendo coronada en su reino independiente, y Arya en su barco de exploración hacia un nuevo mundo. El capítulo termino con Jon montado en su caballo y alejándose del muro con todos los salvajes tambien dirigiéndose hacia el otro lado del muro empezando algo nuevo.

Sin más ni menos Juego de Tronos acabó. Este no es el final que todos hubiésemos querido pero si no todo hubiese sido muy predecible, aunque aún así lo haya sido. Sin más, en este capítulo acabaron con la historia de otro personaje emblemático como la de Jon. Es decir, nos cuentan la historia de que es un Targaryen y el legítimo Rey, para que luego solo lo vea como amenaza Daenerys y quede en el olvido. No le sirvió para nada saber la verdad si luego acabó donde empezó. Luego Sansa, sí que la vimos reinar. Bran, acabó como Rey, y luego Arya desaparece como Nadie que es. Sin más, esta temporada tuvo muchos momentos pero como dije antes, fue decayendo poco a poco. Aun así, tardaremos en ver una serie así en la televisión bastante tiempo, ya que fue una de las mayores series en cuanto a historia y seguimiento de los fans como nosotros. Juego de Tronos acaba, pero confirmaron varios spin off que trataran sobre el reinado de antes de toda la historia que nos han venido contando en estas ocho temporadas, que hoy le decimos adiós y gracias por todo.

La Hora Digital.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  lahoradigital.com