Edición testing
25 de junio de 2019, 2:18:59
Cultura


La icónica pirámide del Louvre se queda huérfana

Por Aida Martín

Ming Pei ha fallecido a los 102 años en Nueva York. Se trata de uno de los arquitectos más importantes del mundo y es autor, entre otros edificios, de la famosa pirámide de cristal que embellece la entrada del Museo Louvre de París


Nació en Cantón (China) en 1917 y emigró a Estados Unidos en la década de los treinta, cuando tenía 18 años. Se matriculó en el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts, donde se graduó en 1940. Más tarde, empezó a realizar proyectos bajo las órdenes de William Zeckendorf, promotor inmobiliario y autor de gran parte de los edificios de la ciudad de Nueva York.

La pirámide del Louvre, encargada a Ming Pei de forma urgente por el entonces presidente François Mitterrand, no es única obra destacable. También le debemos los museos Everson de Siracusa, el Des Moines Art Center en Iowa y el Ala Oeste de la National Gallery de Washington. Aunque no sólo diseñó museos, sino también se volcó en construir vivienda social, auditorios, torres de oficinas, edificios administrativos y aeropuertos, como el JFK de Nueva York.

Educado y encantador, no seguía las modas pero estaba atento a ellas, el arquitecto deseaba que sus edificios no envejecieran. Su talento para aunar lo clásico con lo moderno, su pureza geométrica y su capacidad para conceder calidez a la frialdad de la arquitectura moderna le brindaron el premio Pritzker en 1983, además de atraer a gran variedad de clientes.

Según ha relatado su hijo, Li Chung Pei, ha muerto este pasado jueves en Nueva York a los 102 años.

La Hora Digital.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  lahoradigital.com