Edición testing
25 de junio de 2019, 8:31:37
Cultura


Juego de Tronos: Las campanadas

Por Marina Torreira

Ya estamos ante el penúltimo capítulo de Juego de Tronos. Aquí comentaré todo lo ocurrido en dicho episodio que a más de uno nos ha sorprendido. Si aún no lo viste, te aviso, habrá muchos spoilers.


Juego de Tronos está en su racha final y en este penúltimo capítulo nos lo dejo claro. A partir de aquí comentaremos todo lo que ha ocurrido en este episodio, por lo que aviso que si no lo viste aun, esto estará llenito de Spoilers. Empecemos pues.

La traición

El capítulo comenzó con Varys y su traición hacia Daenerys. Escribía una nota para advertir a todos quien era el verdadero Rey y su origen. Es decir, hablaba de Jon y su origen Targaryen, advirtiendo que era el Rey que todos merecían. Tyrion apareció antes una Daenerys como nunca ante la habíamos visto, débil (por no comer), con la cara desfavorecida tras ver la muerte de Missandei y la ira que le conllevaba aquello. Tyrion fue para advertirle de que había un traidor ante ella, quien ella respondió sin más dilación que era Jon, pero no es así, se trataba de Varys. Ella acuso a Jon de que él lo supiera ya que le rogo que no se lo contará a sus hermanas pero no lo cumplió, y cuando Sansa lo supo se lo contó a Tyrion (aunque él ya lo supiera por Bran). Daenerys le culpo a él de que Varys lo supiera y de haber hablado con él sin su consentimiento. Daenerys se estaba volviendo cada vez más dura con todos los que la rodeaban, esa Daenerys que habíamos visto anteriormente que miraba más por los demás la estábamos perdiendo poco a poco. Tyrion seguía asegurando que tanto Varys como él querían lo mejor para el Reino, que no le culpara por ello. Pero claro, ya nos estaban pintando a una Daenerys oscura, que tal que contesto “eso ya no importa”. Ya no le importaba lo que le pudiese pasar al pueblo, ya no quería lo mejor para el reino que quería gobernar, solo le importaba el ansia de venganza y todo lo decía su mirada y sus actos. Condenó a Varys por su traición abrasándolo con el fuego de Drogon.

El papel de Varys había acabado. Sus últimos consejos fueron para Jon, antes de su muerte. Fue a su búsqueda cuando llego a Rocadragón. Le advirtió sobre los Targaryen, “cada vez que nace un Targaryen se lanza una moneda para ver donde cae”, le decía Varys, advirtiéndole que la de Daenerys aún no había caído en una buena posición pero la suya sí. Sin embargo, Jon hizo caso omiso y volvió a decir que le era fiel a su Reina (si él hubiera sabido lo que estaba por llegar…).

Fue después de la sentencia de Varys cuando Jon se iba empezando a dar cuenta de en quién se estaba convirtiendo. Jon va a verla después y le explica que el sigue siéndole fiel, que no quería el Trono. Daenerys culpa a su ‘hermana’ Sansa de tambien haber matado a Varys por haberlo contando, por lo que es una victoria para ella por haberle quitado a uno de sus consejeros. Teme no ser querida por la gente como lo sería Jon, ella solo tiene miedo ¿pero miedo a qué? ¿A perder el trono que siempre quiso? ¿Es por eso que cuando le pregunta a Jon si solo es su reina, él se queda callado y ella contesta ‘miedo será’? Pero, ¿ella tiene miedo, o ella lo causará? Creo que más bien fue lo segundo… por mucho que se le advirtiera su avaricia y el poder de venganza que tenía la acabó conquistando. Tyrion quiso advertirle de nuevo sobre los habitantes de Desembarco del Rey, son inocentes como los que ella liberó en Meereen, a lo que ella acusaba que en Meereen tambien fue atacada cuando se rebelaron contra ella, en Desembarco del Rey todos los rehenes están bajo una ‘tirana’, se defendía Dany. Ella quería acabar con esos rehenes que cumplían con lo que les mandaba Cersei para que nuevas generaciones la escucharan a ella. Tyrion le seguía advirtiendo en vano, si las campanas sonaban significaba la rendición de Cersei por lo que ella habría ganado y todos los residentes serian libres, pero nunca llego a contestarle a Tyrion sobre si efectuaría o no contra la población. Acabo amenazándole por culpa del incumplimiento de Jaime al intentar volver con Cersei, por lo que, otro fallo más de Tyrion y acabaría como Varys.

Tyrion va al lugar donde se resguardan las tropas para ver a su hermano, al que habían capturado. Le da una segunda oportunidad queriendo que escape junto con Cersei a Penthos. Le advirtió que era su única opción si no querían morir, ya que Tyrion parece que se veía venir lo que iba a ocurrir. Le pidió a su hermano que convenciera para que dieran las campanadas de rendición y así acabar con la guerra, lo que Jaime aceptó con el fin de salvar a Cersei y a su hijo. Tyrion le libera y confía en su hermano en una conversación que muchos vimos que era una despedida de hermano a hermano. Mientras Arya y El Perro se dirigían tambien al interior de Desembarco del Rey para cada uno acabar con su cometido, mientras que todos los habitantes eran resguardados dentro de las fronteras por orden de Cersei.

Campanadas y sorpresas

La batalla en la frontera de Desembarco del Rey va a dar comienzo y la Flota de Euron Greyjoy ya está lista en Aguas Negras. Todos los escorpiones estaban preparados para alcanzar al Dragón. Nubes que cubrían el cielo, una tormenta se avecinaba, Daenerys llegó montada en su Dragón destrozando toda la flota de Euron Greyjoy y destrozando todos los escorpiones que estaban en las fronteras. Mientras que en la puerta principal todos los últimos habitantes terminaban de entrar, entre ellos Arya, El Perro y Jaime. Los Dothraquis, junto con los Inmaculados y las tropas de Jon Nieve aguardaban al comienzo de la batalla. El capitán de la Guardia Roja montado en su caballo estaba a punto de comenzar cuando justo por detrás aparece Daenerys con su Dragón abrasando con todos los soldados de la Guardia Roja dando paso a todos sus aliados para entrar en la fortaleza mientras ella seguía destruyendo todos los escorpiones que veía hasta acabar con todos.

Cersei esperaba una ocasión, pero todas estaban acabadas, su flota destruida, la frontera, no le quedaba nada, solo la rendición si no quería acabar con toda su población. Tyrion agradaba las campanadas de rendición como una última esperanza. Daenerys se posó con su Dragón para expresar quién estaba allí y lo que podría pasar si no acababan rindiéndose. Por lo que todos los que defendían la Fortaleza Roja empezaron a tirar sus armas pidiendo la rendición de Cersei y que sonaran esas campanas, para abrir las puertas y que todos los habitantes fueran liberados y la guerra se diera por terminada. Pero claro, esto es Juego de Tronos y la cosa no podía pintar tan bonita, que hicieron de lo que podría haber sido la clemencia de Daenerys, se convirtió en la avaricia y venganza de la Madre de Dragones, empezando a abrasar toda la ciudad con todas las almas inocentes, ya hubiera niños, ancianos, mujeres, etc. Todo empezó a convertirse en una masacre. Ni Jon ni Tyrion creían que de verdad pudiera pasar hasta que no lo vieron con sus propios ojos. Jon parecía descompuesto intentando parar la lucha, pero todo lo que intentaba era en vano, la masacre había empezado y la nobleza de Jon cada vez se hacía más destacable coronándole más como el verdadero Rey que es. ¿Cómo lo afrontará con Daenerys cuando acabe con todo?

Lo que Jon no sabía es que Arya estaba dentro de toda esta masacre, y que pudo perder más de una vez la vida a causa de Daenerys. Jaime había llegado a la orilla para poder ir hacia Cersei, que huía junto a su mano del Rey al ver que ya no era segura la Fortaleza. Jaime tuvo un contratiempo, se encontró con Euron Greyjoy y los dos mantuvieron una pelea digna de los dos. Jaime resultó herido gravemente pero acabó matando de una vez por todas a Euron Greyjoy que se despedía diciendo que el sería el hombre que mató a Jaime, cuando nunca nadie lo escucharía.

La masacre en Desembarco del Rey continuaba y el Perro y Arya se encontraba ya dentro del castillo Rojo, pero El Perro se aseguró que Arya escapara del lugar que era demasiado inestable y seguro que Cersei acabaría muerta por la Madre de Dragones. Después de convencerla El Perro siguió con su cometido ya que él no le importaría morir matando a la persona que más odiaba, su hermano Sir. Gregor. Cersei se encontraba en peligro cuando llegó el Perro para acabar con su mayor defensa. Su mano del Rey, y el creador de Sir. Gregor cuando acabó mal parado le pidieron que no les abandonase y que siguieran con ellos hacia delante pero Sir. Gregor acabó matando a la mano del Rey de Cersei, quedándose sola, pero como la cosa no iba con ella se quitó del medio. La batalla contra estos dos hermanos acabaría con los dos cayendo desde uno de los torreones. Cersei se encontró con Jaime y fue la primera vez que vimos tan asustada a Cersei de la vida de los dos, en este caso de los tres, si contamos con su hijo. Los dos escaparon hasta donde les había dicho Tyrion.

Las próximas secuencias nos muestran a una Arya vencida, derrotada, abatida, casi sin poder creerse lo que estaba pasando, llena de cenizas de vidas inocentes, intentando salvar a las personas inocentes. Intento salvar a madre e hija, pero resultaron abatidas las dos y ella por los pelos acaba tambien entre las llamas. Jaime y Cersei estaban en el sótano donde estaban los cadáveres y cráneos de los Dragones pero las salidas estaban todas llenas de escombro y los dos se vieron en la peor situación. Acabaron abrazados y los escombros con ellos. La batalla había terminado. Arya apareció de nuevo, esta vez completamente llena de cenizas viendo toda la muerte que la rodeaba, no había ni un alma viva alrededor de ella. De repente, apareció un caballo blanco lleno de sangre. En el mundo del cine esto simboliza la muerte y si está lleno de sangre aún más, por lo que la aparición de ese caballo simbolizaba toda la destrucción y muerte que había a su alrededor y que venía a sacarla de esa gran masacre. Arya se subió al caballo y salió de todo ese desastre que había causado Daenerys con su Dragón, sin quitar del medio a Cersei… Si ella no hubiese encarcelado, por decirlo así, a todos los habitantes del reino en la Fortaleza Roja, no habría tal masacre, por lo que la culpa de todo esa muerte es tanto de una como la otra, opino yo.

Si tengo que criticar este capítulo, lo definiría como un capitulo triste pero por cómo nos han mostrado a los personajes. Un Jon indefenso ante la situación y sin poder hacer nada. Tyrion abatido por lo que está causando su reina. El personaje de Cersei, en mi opinión, acabo de una manera que no se merecía… al igual que Jaime… ¿En serio acaban aplastados por escombros? Quien sabe a lo mejor ni han muerto, pero todo afirma que si… Yo sigo pensando que aún puede pasar de todo en Juego de Tronos. Ni hablar del personaje de Daenerys, que fue un personaje desde los inicios, luchadora, pensando en el bien de los demás, liberando a los esclavos queriendo el bien para los que le rodeasen, y esta temporada, en cada episodio nos la han ido poniendo de un carácter que al menos yo, no me hubiera esperado. Tanta lucha, tanto sacrificio, para que acabe incluso igualada con la maldad de Cersei o más, ya que ella no abraso a personas inocentes pero si las condeno… El último capítulo que nos espera, podría acabar de cualquier forma, pero sin duda, Daenerys no acabara siendo perdonada por dicha destrucción, o al menos debería de ser así.

La Hora Digital.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  lahoradigital.com