Edición testing
16 de octubre de 2019, 21:45:13
Cultura


Juego de Tronos: El comienzo de una nueva batalla


El cuatro capítulo de Juego de Tronos llegó esta madrugada con alguna que otra sorpresa. Te aviso, este articulo tendrá Spoiler, si no lo has visto aun, estas avisado.


Juego de Tronos está llegando a su final con el estreno del cuarto capítulo de la octava y última temporada. Después del tercer capítulo, que tuvo records de audiencia en casi todo el mundo, este se quedó un poco corto tras lo que vimos anteriormente, pero aun así, tambien hubo sorpresas. Si aún no lo viste, te advierto que habrá Spoilers al analizar y resumir este capítulo como lo hicimos anteriormente.

La despedida

El capítulo comenzó con la despedida de todos los fallecidos en la Batalla contra el Rey de la Noche. Podemos ver a una Daenerys totalmente deprimida frente a Jorah Mormont, a Sansa llorando por la muerte de Theon Greyjoy, como el resto de los fallecidos en el capítulo anterior. Jon da un discurso en honor a los fallecidos y todos le observan como Rey en el Norte que es. Se puede ver en ese instante como Daenerys y Tyrion se dan cuenta de su nobleza y su carácter como Rey (ya que es el legítimo Rey de los Siete Reinos heredero del Trono de Hierro). Estos lo saben y ven como podría llegar a serlo.

Tras el discurso queman toda la pila de muertos, agradeciendo que hayan dado sus vidas por salvar el Norte. Luego llegó la hora de la fiesta tras la victoria contra los muertos. Todos bebían y se divertían. Daenerys nombró a Gendry, el hijo legítimo del anterior Rey Rob Baratheon, proclamándole Gendry Baratheon Bastión de Tormentas, como héroe que tambien fue. Brindaron por Arya, la heroína de La larga Noche, pero no se encontraba celebrando como los demás, si no entrenado con el arco. Gendry fue hacia ella para pedirle matrimonio al haberle dado un puesto importante, pero ella le rechazó al no ser una dama, sino una guerrera.

Todos empezaron a estar ebrios, unos más que otros. Brien jugando a uno de los juegos preferidos de Tyrion, sonsacándole que no había mantenido relaciones aun con nadie por lo que se retira pero Jaime va tras ella consiguiendo lo que hasta ahora aun no lo había hecho. Los salvajes fueron los que más ebrios estaban proclamando a su Rey Jon, como un Rey digno al haber hecho de sus enemigos sus amigos (hablando de los salvajes), a esto Daenerys se vuelve a dar cuenta de la situación, y parecía como temerle a lo que le podría venir por delante, así que se marcha del banquete. Todos empiezan a desperdigarse por su cuenta y la celebración va llegando a su fin.

Alianzas

Daenerys tras retirarse del banquete luego se encuentra con un Jon aún algo ebrio, pero que se mantiene firme y sabiendo lo que dice. Mantienen la conversación que muchos tambien estábamos esperando. ¿Qué pasará ahora que saben la verdad? Daenerys se lo pone muy claro. Primero recuerdan la muerte de Jorah un hombre que dio su vida por la mujer que amaba, a lo que Jon le responde que, qué menos que morir así, el si hubiera muerto lo habría hecho de la misma manera, salvándola, porque la ama al igual que Daenerys. Pero ella tiene miedo de la verdad, si se sabe entrarán en una guerra que no quiere sufrir. Jon le explica que no quiere el trono, que ella es su Reina y rehusara de sus hechos, para ella no le basta porque sabe que así no será. Daenerys le pide que mantenga el secreto y que sigan como antes, pero por supuesto Jon le explica que a sus hermanas se lo tiene que decir. Daenerys al seguir desconfiando de Sansa (y viceversa) intenta alejarla de ella explicándole que no son las mismas que no tendría por qué confiar. Jon es muy claro explicándole que para él ella será su Reina, pero no dejará de decir la verdad a su familia. La conversación acabó sin que Daenerys consiguiera su cometido. ¿Será que tiene miedo de que le pueda quitar el trono? ¿Pero por qué no pueden gobernar los dos? Con lo fácil que sería, pero claro… ya sabemos que esta serie nunca termina de una manera tan simple y predecible, ¿Qué ocurrirá entonces? Solo quedan dos capítulos y la incertidumbre cada vez es mayor.

Al día siguiente comienza el plan de batalla para ir a por Cersei y el Trono de Hierro, a lo que Sansa se opone y pide esperar para que las tropas se recuperen (muy sabiamente), pero Daenerys, le lleva la contraria explicando que ella lucho en la Guerra del norte y muchos de sus aliados perdieron la vida, no pretende esperar si así Cersei se hace más fuerte. Jon la apoya y todos acaban cediendo, pero las hermanas Stark no están muy conforme con la decisión de Jon.

Las hermanas Stark, junto con Bran y Jon empezaron a hablar de lo ocurrido junto al árbol de los Dioses. Las dos estaban en desacuerdo y Arya le recordó que eran familia y tenía que responder a ella. Era el último Stark y no podía marcharse al sur porque a los Stark nunca les fue bien allí, se defendía Sansa intentando que entrara en razón. Fue entonces cuando Jon decidió que llegaba la hora de contarles tambien la verdad y dejó que Bran lo hiciera. Por lo que Sansa luego más tarde pensó que el Trono se lo merece alguien mejor. ¿Lo diría por Jon o por si misma? Lo que sí sabemos es que a Sansa no le gusta estar del lado de Daenerys Targaryen, no se fía de ella, y Tyrion intenta convencerla más tarde pero sin triunfo.

Tyrion y Jaime mantienen una conversación bebiendo en uno de los locales norteños, Jaime pretende quedarse junto a Brien para estar con ella en el Norte, Tyrion marchara con Daenerys en la flota. Justo entonces aparece el sicario que mando Cersei y conocido de los dos hermanos Bronn. Llegó con su ballesta y les propuso un trato si no querían morir por orden de Cersei. Tyrion le recordó una promesa, si alguien le pedía matarle, él le ofrecía el doble de lo que le ofrecieron, por lo que acordaron en que le ofrecía Alto Jardín si olvidaba el trato con Cersei. Así fue y los dos quedaron un poco más aliviados. ¿Morirán antes los dos? ¿O cumplirán con su promesa?

Una nueva batalla

La marcha hasta desembarco del Rey comienza. Daenerys ira montada en su Dragón ‘Drogon’ y ‘Rahegar’, su segundo dragón, mal herido ira a su vera. Jon marchará a caballo. Se despide de los salvajes, por lo visto no volveremos a verlos más, echaremos de menos a Tormund y a Fantasma, que le pide que se vaya con los salvajes. Arya y El Perro, cabalgan a la para cada uno con un fin de por medio, como en los viejos tiempos. Tyrion, Varis, Missandei y parte de la tropa de Daenerys lo haran en barco para llegar antes a su castillo.

Daenerys junto con sus dos dragones, la vemos llegar a Rocadragón viendo como ‘Rahegar’ se va recuperando, pero justo cuando menos nos lo esperábamos recibe tres flechazos que lo acaban hundiendo en el fondo del mar. Daenerys se ve furiosa y acaba escapando de las amenazas que habían aparecido. Euron Greyjoy junto con su flota amenazaban a los barcos Targaryen acabando con todos ellos y secuestrando a Missandei. Pocos fueron los que salieron vivos nadando hasta la orilla. Tyrion, Varis y Gusano Gris salieron con vida.

Tyrion y Varis intentaron entrar hacer en razón a Daenerys de no atacar sin más después de acabar con varios de los suyos y su dragón. Le propone antes de atacar intentar hacer una tregua para que no corra la sangre inocente del poblado, que acabó cediendo. Después de esta estrategia, Varis y Tyrion mantienen una conversación sobre Jon y Daenerys, y la verdad. Explicando que cuando se sepa, acabará habiendo otra guerra, pero Tyrion explica que Jon no quiere el Trono, que se lo cedió a Daenerys, a lo que Varis responde, que el mejor Rey puede que sea el que no quiera serlo, cambiando de bando como hace a menudo. Tyrion le propone que porque no casarlos a los dos (ya os digo que más de uno quisiéramos eso), pero Varis le recuerda que en el norte no está bien visto casarse con parientes y nuca se aceptará. Después de esto, Varis decide de nuevo defender al Reino y que el Reino sea defendido por el que lo debe ser, quitándose así del medio, pero… ¿lo cumplirá de verdad? Mientras, Jaime acaba siéndole desleal a Brien y volviendo con su hermana recordando que él aun la quiere y que ha hecho muchas cosas malvadas por ella y que aún lo haría, pero… ¿será cierto o irá para tambien matarla, para quien sabe, ayudarla de su locura?

Llegó la mañana de la tregua y rendición y las dos manos del rey dieron paso para habar frente a las puertas de Desembarco del Rey. Cersei estaba junto a Missandey y tambien se encontraba la Montaña. Tanto Tyrion como la mono del Rey de Cersei quedaron en desacuerdo, pero Tyrion no se rindió y le pidió que pensará en su hijo, en el que va a tener, para poder rendirse si no quería morir. Le hizo caso omiso y vimos una de las muertes que no queríamos ver, La Montaña cortándole la cabeza a Missandei, quien antes de morir expreso la palabra ‘Dracaris’ dando por hecho que todos morirán quemados por sus cometidos. La furia de Gusano Gris, pero sobre todo de Daenerys fue la que puso fin al capítulo, mostrándonos un lado de ella que aún no habíamos visto muy bien reflejado, la venganza.

¿Cómo afrontarán lo ocurrido? ¿Tendrán algún plan? Daenerys está decidida a que les caiga la tormenta encima y en los últimos dos capítulos veremos quien se acabará sentando en el Trono. Terminando, apuntar que este capítulo fue tenue, pero de nuevo porque estuvo preparando los acontecimientos de la segunda batalla, que se prevé que haya muchos más muertes protagónicas que en la batalla de ‘La larga noche’. Todo está por verse.

La Hora Digital.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  lahoradigital.com