Edición testing
21 de octubre de 2019, 4:44:28
Cultura


Juego de Tronos, la calma antes de la tempestad

Por Marina Torreira

Segundo capítulo de la octava y última temporada de Juego de tronos. De nuevo resumiremos y analizaremos algunos detalles de este capítulo estrenado este lunes de pascua. Advertimos de nuevo que habrá bastantes Spoilers, así que si aún no lo has visto, estás advertido.


Llevamos tan solo dos capítulos y con el estreno de este último estamos a solo cuatro del final de Juego de Tronos. Vamos a ver los puntos que más llamaron ayer la atención y a resumirlos un poco, por lo que a partir de este momento te aviso de que estará llenito de spoilers de este segundo capítulo que estuvo lleno de puntos de humanidad unidos con el humor, por lo que siempre acaparan películas y series así de este tipo, después de la calma siempre llega la tempestad, ¿cómo acabara todo después de este segundo capítulo?

El juicio

El capítulo empezó por donde termino, con Jaime de cara al juicio que le esperaba tras llegar a Invernalia. Después de mantener ese encontronazo con Bran se le acusa de sus crímenes frente a los Stark y Daenerys. Sansa le acusa de empezar la confrontación con su padre Nedd Stark (que razón no le queda) y Daenerys por mofarse de la su padre una vez lo mato por la espalda. Las dos tenías razones justas para acabar con él, pero entonces apareció Brienne, quien estuvo varias temporadas con él para llevarlo a Desembarco del rey y que liberaran en su momento a las dos Stark. Junto con Brienne los dos hicieron migas y algo en Jaime cambio, como dijo él, ya no es el hombre que era antes, incluso su hermana y amada Cersei le había engañado y el solo quería luchar por la supervivencia de todos. Brienne le defiende como un buen hombre que le ayudó cuando lo necesitaba y por ello perdió una mano. Por lo que Sansa al venir de palabras de Brienne, le cree y le perdona. Daenerys se queda inquieta y le pregunta a Jon, que tras saber la verdad ni si quiera le mira a los ojos, acaba diciendo que “un hombre mas siempre viene bien”.

El ‘shipeo’ de Arya se hizo canon

Algo que algunos ya nos imaginábamos que podría pasar tras el buen ‘filing’ del primer capítulo fue la “semi-declaración” (ya que creo que Arya no siente nada al respecto, o al menos no lo ha demostrado a lo largo de las temporadas) de Arya a Gendry Baratheon, que acabaron manteniendo relaciones sexuales, algo que a muchos fan desconcertó ya que la mayoría la seguimos viendo como una guerrera más chico que chica (es decir, que no le apasionaba, en la época, el hecho de ser chica), y que aun los fans la veíamos como una niña, pero aun así a muchos otros les ilusionó ver como el ‘shipeo’ entre los dos se hacía realidad. Antes de la guerra que se le viene encima, Arya pensó que más vale tarde que nunca a la hora de mantener alguna relación, esperemos que no sea un adelanto de su muerte o la de Gendry ya que pareció también como una despedida de alguno de los dos personajes, o de los dos, que nunca se sabe lo que el Director de Juego de Tronos nos tiene planteado.

Reuniones y… ¿despedidas?

Una de las primeras reuniones que me llamó más la atención de este capítulo fue el encontronazo de nuevo entre dos mujeres listas y con pasados llenos de sufrimiento como Sansa y Daenerys, que hablaron con pies y cabeza de lo que pensaba la una de la otra. Dany (abreviatura que usa Jon Snow con Daenerys), empezó preguntando sobre si Sansa estaba segura con la decisión que tomo sobre el juicio de Jaime y si la confianza que mantenía sobre Brienne era demostrable, a lo que Sansa respondió que mantiene plena confianza en ella y que Dany debería de hacer lo mismo con Tiryon, ya que en estos momentos Dany tuvo un pelín de desconfianza hacia el al no haber conseguido que su hermana Cersei les ayudasen, y que él confiara en que sí lo haría cuando fue lo contrario. Este hecho hace que tanto Jorah Mormont, como Sansa les aconseje que un error lo tiene cualquiera y que gracias a esos errores es cuando uno se va haciendo más sabio. Otro de los temas esperados de la charla entre Sansa y Daenerys fue la confianza que mantienen las dos con Jon Snow. Sansa repite que confía en él pero sabe que esta enamorado de Daenerys y piensa que un hombre hace muchas tonterías por una mujer, a lo que Dany le contesta que eso no es cierto, ya que ella también lo ama y es ella la que esta en la guerra de Jon persiguiéndole ¿Quién sería la tonta ahora? Las dos ríen, todo es perfecto ahora que se entienden, pero no, no todo será así siempre y Sansa es tan lista como para darse cuenta y plantarle que pasará cuando acaben con todos, que Dany subirá al trono y se olvidará del norte. De nuevo se crea tensión entre ellas. Estas dos parece ser que no acabar nunca de llevarse bien.

A esto les interrumpe un encuentro más, el de Theon Greyjoy que llegaba para informa de todo lo ocurrido y para proclamar su ayuda a los Stark. Sansa le recibe con un abrazo, recordemos que gracias él Sansa pudo llegar al Castillo Negro y reencontrarse con Jon Snow.

Luego llegó la hora de sentarse todos en el ataque de los Caminantes Blancos y las formaciones que tendrán con todos los aliados y que todos ellos están dominados por el Rey de la Noche, si acaban con él, acaban con todos. Bran desvela que el objetivo del Rey de la noche es él, porque es el que mantiene los recuerdos de todos, y si se deshace de él, el mundo se quedara sin esos recuerdos y acabará siendo el día sin fin para todos. Bran se propone como señuelo al estar marcado por el Rey de la noche, ya que siempre sabe dónde está, Theon se propone para defenderle y estar a su lado y crean un plan de ataque.

Tras el plan de combate el episodio se basó en una serie de reuniones y podríamos decirle ‘despedidas’ de algunos de los personajes ya que estuvo lleno de humanidad al querer mostrar como todos antes de la guerra querían pasar un buen rato contando historias y anécdotas con un toque cómico, remarcando el personaje de Tormund, que volvió antes que los muertos junto a los demás sobrevivientes del muro. Sin duda esta parte del capítulo una vez acabe la serie será el más conmemorativo de todos al estar así de unidos y pensando en un mañana que quizás nunca se llegue a cumplir. Es por esto qué este capítulo en si está bien argumentado ya que no todo siempre van a ser luchas y guerras, sino entre tanto espadas y dragones también tiene que haber dialogo entre los personajes y este capítulo y escenas de antes de la lucha que les llega, fueron la prueba de ello.

Confesiones

Antes de que acabara el capítulo nos tenían que contar como Jon después de asimilar al fin quien era, se lo contaba a su tía-amada Daenerys, y fue justo en el lugar donde lo supo, en las criptas. Antes de que Jon lo hiciese su amigo Sam ya le estaba advirtiendo de que lo tenía que hacer y que él sabara cual sería el momento adecuado. Esto lo hacía junto a Fantasma, el lobo de Jon que todo el mundo dudaba si aparecería o no, pues tuvo su aparición aunque fuese solo unos instantes para demostrar que seguía con él después de todo.

Dany entra a la cripta y ve a Jon admirando a Lyana Stark a lo que ella duda ante él por ello y es cuando empieza a hablar de ella sobre su hermano Rahegar y Lyana, que según lo que le contaron su hermano fue malvado con Lyana y la violó. Gracias a esta conversación, Jon tuvo un muy buen punto de inicio para contradecirle y empezar a negárselo y a contarle la verdadera historia sobre quien es él en realidad, a lo que Dany casi no se lo cree, es más intenta que Jon dude de Sam, su mejor a migo y Bran, quien dice ser el cuervo de tres ojos. Por supuesto, Jon les cree y le dice que tienen pruebas. Cuando Dany se da cuenta de la verdad y de que si fuera así ella estaría en problemas, empieza a cambiar la cara, no tanto como para empezar a desconfiar a Jon, pero si para temerle, ya que él sería el último heredero legitimo Targaryen, puesto por el que ella lleva luchando durante toda la serie y ver que el hombre que amas es tu sobrino y que puede llegar al trono de hierro antes que ella, quieras que no, se entiende la postura de Daenerys, pero les interrumpe la llegada de los caminantes blancos. ¿Qué pasara entre ellos dos? ¿Acabaran peleados o el amor les podrá? Todo esto lo veremos en los próximos capítulos que avecinan más desgracias que amor según nos tienen acostumbrados esta serie.

Sin duda este ha sido un capitulo lleno de argumentos que encabezan el próximo capítulo, que se basará en la lucha entre los vivos y los muertos. Será el capítulo más largo de todos y en el que más presupuesto se han gastado, superando el capítulo de ‘La Batalla de los Bastardos’. Fue rodado en más de 55 noches en las que pasaron frio, por lo que apunta a que este capítulo será muy digno de ver. En este capítulo solo apareció el escenario de Invernalia, no vimos ni a Cersei ni a todos los que aguardan en Desembarco del Rey, ya que en el próximo capítulo de nuevo solo volveremos a ver la nieve y más nieve, lugar de Invernalia. Esperemos que en este tercer próximo episodio no haya tantas tragedias como las que imaginamos, sino, todos volveremos a ponernos este capítulo para llorarles en su despedida.

La Hora Digital.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  lahoradigital.com