Edición testing
19 de mayo de 2019, 13:07:27
Opinión


Recordando a George Sand, Colette, Beauvoir y otras escritoras francesas

Por Teresa Álvarez Olías


El francés, el lenguaje de la diplomacia y el amor, de la poesía y de la revolución, el idioma de la mitad de África y de cuatro países de la Unión Europea, se ha visto relegado a un segundo plano, desde hace cinco décadas, como lengua extranjera estudiada en colegios e institutos, cediendo protagonismo al idioma de los negocios, del teatro y de la industria: el inglés. La lista de autoras francesas es inmensa y merece la pena leerlas a todas por su sensibilidad, su ingenio en conectar con el lector/a, su valentía y su aportación a la causa de la mujer y a las letras universales. La influencia en lectores españoles es absoluta.

Podemos detenernos hoy en la lengua de Racine y de Simone de Beauvoir, la que sucedió al latín en las embajadas europeas, la que se hablaba en los salones nobiliarios desde el siglo XVIII, para comentar las obras de algunas de sus escritoras más famosas, no siempre traducidas a nuestro idioma. Francia y España, dos grandes países limítrofes, merecerían mayor comprensión y colaboración mutua en la enseñanza del francés y español como respectivas lenguas extranjeras y en la publicación de títulos literarios.

Repasando a las escritoras francesas traducidas al español, encontramos a George Sand (París, 1 de julio de 1804-Nohant, 8 de junio de 1876) que escribió su primera novela, Rosa y Blanca en 1831 en colaboración con Jules Sandeau, de quien tomó presumiblemente su seudónimo de Sand para disimular su condición femenina en un mundo que aún no permitía expresarse públicamente a las mujeres. Un invierno en Mallorca, publicada en 1855 es otra gran obra suya. En El pantano del Diablo (1846), cuenta experiencias de su infancia en el campo y escribe sobre temas rurales. Otras obras suyas son: El molinero de Angibault, editada en 1845 y La Pequeña Fadette en 1849.

Sidonie-Gabrielle Colette (Saint-Sauveur-en-Puisaye, 28 de enero de 1873 - París, 3 de agosto de 1954), más conocida como Colette, fue una novelista, periodista, guionista, libretista y artista de revistas y cabarét . Adquirió celebridad internacional por su novela Gigi, de 1944, que fue llevada al cine por Vincente Minnelli en 1958. Siendo miembro de la Academia Goncourt desde 1945, llegó a presidirla entre 1949 y 1954. Fue condecorada con la Legión de Honor. Algunas de sus obras son Diálogos de animales, publicada en 1904, Las largas horas en 1917, Esplendor de mariposas en 1936, El farol azul en 1949 y otras muchas. Sus personajes son mujeres rebeldes, sufridoras y a la vez comunes y corrientes. Fue una gran lectora de literatura y ciencia, así como vividora de fiestas, avatares políticos e infidelidades conyugales. Escribió de una manera sensual, libre y fresca.

Muriel Barbery ( Casablanca, Marruecos, 28 de mayo de 1969), es autora de La elegancia del erizo, publicada en 2006, que obtuvo en 2007 el Premio de las Librerías, convertida asimismo en la película francesa dirigida por Mona Achache y estrenada en 2009. Se trata de una novela sobre una sirvienta parisina que cobra especial fuerza emocional por su originalidad.

Seguimos con Kaherine Pancol(Casablanca, 22 de octubre de 1954), autora de Los ojos amarillos de los cocodrilos, que obtuvo el Premio Casa de la Prensa en Francia. Se trata de una novela muy actual, ubicada en el París cosmopolita del siglo XXI, donde las mujeres trabajadoras necesitan a sus vecinas para conciliar su vida familiar y laboral, donde los dos miembros de la pareja sueñan y viven realidades opuestas.

Los españoles tenemos en común con nuestros vecinos franceses:

a)La disparidad de una sociedad rural en oposición a la urbana, mucho más equipada y dotada de servicios públicos

  1. b) Una historia de siglos fieles al catolicismo, lo que se traduce en obras de arte, creencias populares y argumentos literarios fieles a la iglesia de Roma.
  2. c) La conquista y colonización de América y África, con sus correspondientes flujos migratorios.

d)Una historia de gloria imperial

  1. e) El influjo tanto del Atlántico como del Mediterráneo, lo que se combina mil veces para ofrecernos personajes de novela heroicos, religiosos, humildes, valientes, miserables, celosos, ambiciosos, solidarios e ingenuos también.

Simone de Beauvoir, (París, 9 de enero de 1908-París, 14 de abril de 1986), autora de El segundo sexo ha sido una influyente autora en la reivindicación feminista de la segunda mitad del siglo XX. Fue una gran luchadora por la igualdad de derechos de la mujer y por la despenalización del aborto y de las relaciones sexuales. Escribió novelas, ensayos, biografías y monográficos sobre temas políticos y sociales. Su pensamiento se enmarca en la corriente filosófica del existencialismo. Otras obras suyas son La invitada, publicada en 1943 y Los mandarines, en 1953, por la que recibió el Premio Goncourt.

Francoise Sagan(​ 21 de junio de 1935 - Honfleur, Calvados, 24 de septiembre de 2004) fue autora de Buenos días, tristeza, su obra más conocida, publicada en1954 y llevada al cine por el director estadounidense Otto Preminger. Entre los temas favoritos de Sagan destacaron la vida fácil, los coches veloces, las residencias burguesas, el sol y una mezcla de cinismo, de sensualidad, de indiferencia y de ocio. Otras obras suyas con La soga, publicada en 1994, Ojos de seda, en 1977 y Un disgusto pasajero en 2001.

Marguerite Yourcenar (Bruselas, 1903, Mount Desert Island, Maine, Estados Unidos- 17 de diciembre de 1987) publicó su obra más famosa, la novela histórica Memorias de Adriano, en 1951. Marguerite, que nunca acudió a la escuela, recibía la educación básica a través de preceptores y la completaba por los consejos de su padre, que era muy inconformista y había llevado siempre una vida errante por toda Europa en los lugares preferidos por la aristocracia de la época. Su primera novela, Alexis o el tratado del inútil combate, fue publicada en 1929. En 1938 edita dos libros, Los sueños y las suertes en Grasset y Cuentos orientales.

Marguerite Duras(Saigón, Vietnam, 4 de abril de 1914-París, 3 de marzo de 1996) se dio a conocer con la publicación de una novela de inspiración autobiográfica, Un dique contra el Pacífico en 1950, que elabora recuerdos de infancia. Sus obras posteriores ponen de relieve, en relatos cortos, la angustia y el deseo de los personajes que intentan escapar de la soledad. Con El amante (1984) obtuvo el Premio Goncourt. Es una novela más accesible (y seguramente no la mejor de ellas) pero que alcanzó un éxito mundial, con más de tres millones de ejemplares, y fue traducida a cuarenta idiomas. Retoma en ella un recuerdo de adolescencia y lo elabora de manera narrativa.

Podríamos seguir con otras muchas autoras francesas ya que la lista es inmensa y merece la pena leerlas a todas por su sensibilidad, su ingenio en conectar con el lector/a, su valentía y su aportación a la causa de la mujer y a las letras universales. La influencia en lectores españoles es absoluta.

La Hora Digital.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  lahoradigital.com