Edición testing
22 de agosto de 2019, 10:04:20
Sanidad


Barbacid y su equipo logran eliminar el cáncer de páncreas en ratones

Por Sara Gómez

El cáncer de páncreas, considerado uno de los más agresivos existentes, afecta a unos 4.000 españoles cada año, y tiene una tasa de supervivencia a los cinco años de su diagnóstico de solo el 5%. El nuevo descubrimiento realizado en ratones, por el reputado investigador Mariano Barbacid, abre la vía al desarrollo de terapias efectivas contra este tipo de tumores. Sin embargo, no estará disponible en humanos en, al menos, cinco años.


El “adenocarcinoma ductal de páncreas”, o cáncer de páncreas, es uno de los más resistentes a los tratamientos actuales, su curación se limita a aquellos casos en los que el tumor está muy localizado y puede ser eliminado de forma quirúrgica, lo que representa menos de un 10% de los pacientes.

El doctor Mariano Barbacid, jefe del grupo AXA del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), con un equipo de investigadores españoles, ha logrado por primera vez eliminar por completo el cáncer de páncreas en ratones. El logro se ha hecho efectivo tras la eliminación de dos dianas moleculares –EGFR y c-RAF– vinculadas con el gen responsable de la iniciación de más del 95% de este tipo de tumores (el oncogen KRAS), aunque solo se ha comprobado con modelos experimentales.

Los investigadores han aclarado que el éxito de estas terapias experimentales no es una garantía de que vaya a funcionar en pacientes humanos, pero se considera un paso previo esencial para el desarrollo de ensayos clínicos.

A la comparecencia ante la prensa donde se ha hecho público este avance han acudido el doctor Alfredo Carrato, jefe del Servicio de Oncología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y director del Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria; y la doctora Marta Puyol, directora de Investigación de la Asociación Española Contra el Cáncer.

Durante esta comparecencia, Barbacid ha reconocido que se trata de “un primer paso”, que hay que seguir investigando, y que la aplicación de este tipo de terapias no estará disponible para humanos en un plazo de al menos cinco años.

Para llevar a cabo la investigación, se ha utilizado una nueva generación de ratones genéticamente modificados para inducirles las mismas mutaciones que son responsables de la mayoría de este tipo de tumores en humanos. Como resultado, no solo los tumores dejaron de crecer, sino que tras unas semanas desaparecieron completamente, un acontecimiento que no se había dado hasta ahora.

Además, el nivel de toxicidad del tratamiento es muy bajo, limitándose a una simple dermatitis de fácil control. Barbacid ha recordado que el problema del cáncer no es matar a las células tumorales, sino conseguirlo sin causar una toxicidad elevada, permitiendo eludir los “venenos” que se emplean en la actualidad para combatir la enfermedad.

Por su parte, el doctor Carrato ha asegurado que “cada día ganamos terreno al cáncer”, asegurando su deseo de “conseguir en nuestros pacientes lo que el equipo de Mariano Barbacid ha conseguido ya en ratones".

Sin embargo, el diagnostico llega “muy tarde”, además de recalcar la importancia del cribado de pacientes asintomáticos (con antecedentes familiares), del tratamiento personalizado, y la necesidad de concentrar los recursos en centros muy especializados.

El siguiente reto es pasar de la experimentación con animales al ser humano.

La Hora Digital.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  lahoradigital.com