Edición testing
15 de diciembre de 2019, 14:14:41
Cultura


Un cineasta francés da voz en una película a las víctimas de pederastia en la Iglesia

Por Sara Gómez

El próximo jueves, 18 de abril y en plena Semana Santa, llega a las salas de cine españolas la película ‘Gracias a Dios’, de la mano del cineasta francés François Ozon


Inspirada en el nacimiento de la asociación francesa de víctimas Palabra Liberada, Ozon ha querido dar voz de esta manera a las víctimas de la pederastia en la Iglesia.

“Es hora de que la Iglesia haga frente a esto”, ha afirmado este lunes el francés durante una entrevista concedida a Europa Press con motivo de su visita a Madrid para promocionar su película. "No he hecho esta película en contra de la iglesia, ni para meterme con ellos, sino por las víctimas y únicamente por ellas", ha precisado.

Protagonizada por Melvil Poupaud, Denis Ménochet y Swann Arlaud, que dan vida a tres de los personajes reales que fundaron la citada asociación (Alexandre, François y Pierre Emmanuel), tres víctimas de abusos sexuales cometidos por el sacerdote Bernard Preynat, cuyas experiencias, secuelas y búsqueda de justicia conforman la película.

Pese a los intentos del propio sacerdote de retrasar el estreno de la película, finalmente llegó a los cines en Francia a finales de febrero. La justicia francesa decidió que "no era necesario porque todo lo que se narra en la película ya se había contado públicamente”.

Preynat reconoció haber abusado sexualmente de menores entre los años 70 y 90. Por su parte, el cardenal Phillippe Barbarin se mantuvo en silencio ante los hechos, por lo que ha sido recientemente condenado a seis meses de prisión.

Pero este no fue su único inconveniente. Ozón se vio en la obligación de rodar en Bélgica las escenas de iglesias ante la negativa de la iglesia francesa.

Durante su entrevista, el cineasta galo afirmó haber tenido “una educación muy católica”, pero que nunca sufrió abusos. “Habría podido pasarme, pero por suerte no pasó nada. Pienso que si me hubiera pasado mi vida habría cambiado totalmente, no habría sido quien soy ahora mismo" ha reconocido, añadiendo que “la pederastia existe en todas las instituciones de la sociedad, que en el 90% de los casos ocurre en el seno de la familia, que también debe considerarse una institución".

Finaliza manifestando que la Iglesia debería empezar a pensar y hablar abiertamente de sexualidad y abrirse ante “los años de retraso sobre el resto de la sociedad”.

La Hora Digital.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  lahoradigital.com