Edición testing
17 de julio de 2019, 12:50:26
Sanidad


Las consecuencias negativas que supone el cambio de hora

Por Sara Gómez

A pesar de que todo indique a poner fin inminentemente al cambio horario, aun debemos continuar con el procedimiento, por lo que a las 2 horas de la madrugada de este domingo adelantaremos una hora el reloj y dormiremos una hora menos.


En la madrugada del domingo 31 de marzo daremos comienzo al esperado horario de verano, que se prolongará hasta la madrugada del último domingo de octubre. De esta manera, se volvería a dar por cumplida la Directiva europea 2000/84/CE que tiene los días contados.

Recientemente y tras la consulta a la ciudadanía, el Parlamento Europeo aprobó la propuesta de la Comisión Europea de poner fin al cambio horario en el año 2021 y dar libertad a los Estados miembros de escoger el horario más conveniente.

Los diferentes gobiernos dispondrán de un año para comunicar a la Comisión su decisión, acompañada de un informe completo sobre sus efectos en términos de coordinación, funcionamiento del mercado interior, transporte, operativos etc…Si los informes reflejaran repercusiones negativas, pospondría 12 meses la entrada en vigor de la Directiva que se vería retrasada hasta el año 2022.

En España, en agosto de 2018 y a solicitud del Consejo de Ministros, se creó un Comité de Expertos, adscrito a la Secretaría de Estado de Igualdad, del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, con el objetivo de analizar los factores a favor y en contra del cambio horario, así como el impacto que tendría la decisión de adoptar de forma permanente una de las dos alternativas horarias. Los resultados de este análisis serán tenidos en cuenta por el Gobierno para tomar la decisión sobre el huso horario que España deberá adoptar de forma permanente en el año 2021.

Por su parte, la Comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo ha realizado un informe, elaborado por Sven Schulze, donde se puntualiza que, si los cambios de hora pueden producir ahorros, estos son marginales y no hay certeza de que se obtengan en todos los Estados miembros. Aquellos países que no tengan beneficio verían aumentado su consumo de energía.

Dicho informe también indica que puede haber ahorros de energía en iluminación, sin embargo, no es seguro que ocurra lo mismo con la calefacción, que podría incluso ver incrementado su consumo. Los resultados son difíciles de interpretar ya que están fuertemente influenciados por factores externos como la geografía, la meteorología o el comportamiento de los usuarios.

España tiene adoptado el huso UTC/GMT+1, aunque por nuestra posición geográfica nos correspondería estar en el GMT+0. Coincidimos así con la mayor parte de Europa, a excepción de Reino Unido, Irlanda y Portugal, que se mantienen en el UTC/GMT+0. Esta adscripción de huso es la que marca, desde 1940, la “hora oficial” española, adelantada en 60 minutos a la “hora universal”.

En la latitud de nuestro país las horas de luz son las mismas, +-10 en invierno y +-14 en verano, pero no amanece o anochece a la misma hora en el este que en el oeste, pudiendo haber más de una hora de diferencia de un extremo al otro.

En los últimos años se han realizado diversos informes en los que se ha tenido en cuenta tanto los aspectos relacionados con el posible ahorro de energía, como otras cuestiones relacionadas con la necesidad de armonización de horarios, la seguridad vial, las condiciones de trabajo y sus repercusiones sobre la salud, entre otras. Aprovechando la ocasión, el comparador de seguros www.acierto.com ha querido contarnos cómo esta modificación horaria afecta no solo a nuestrasalud física y mental, sino también a nuestro rendimiento e incluso ganancias de las empresas.

Según informa Acierto.com, el cambio altera nuestro ritmo interno, aumentando las posibilidades de que durmamos peor. Muchos de los encuestados han confesado su dificultad para conciliar el sueño en esas noches, lo que les acaba produciendo estrés, así como aumento del apetito. Incrementa también los riesgos de sufrir hipertensión y migraña, e incluso las tasas de suicidio y robo.

En cuanto al ámbito laboral, este hecho hace decrecer la productividad de los trabajadores, produciéndoles una sensación de cansancio, falta de concentración,inestabilidad o sensación de debilidad durante, al menos, los siguientes diez días, donde el número de accidentes laborales aumenta un 6%. Y, cuando hablamos de accidentes, no nos referimos únicamente a los ocurridos en el lugar de trabajo, sino también a los que ocurren durante el trayecto de ida o vuelta al sitio –especialmente si se va en coche –.

Con estos datos, no es de extrañar que 9 de cada 10 españoles estén de acuerdo con la decisión de los europarlamentarios de poner fin para 2021 al cambio horario. En concreto, se muestran a favor de en España se mantenga el horario de verano.

El sector turístico y hotelero sería el más beneficiado económicamente por el acuerdo, pues tener más horas de luz por la tarde incrementa el consumo y la predisposición a salir a la calle. También se estima que, sin el cambio horario, haya más tendencia a las jornadas intensivas en los trabajos, lo que favorecería a laconciliación trabajo-familia.

Sin embargo, existen maneras de protegernos ante las citadas consecuencias negativas mientras llega el momento de decir adiós al cambio horario para siempre. Se trata de los seguros de accidentes que, por fortuna, garantizan a empresarios y empleados una tranquilidad respondiendo ante este tipo de situaciones. Así, se pueden encontrar seguros para colectivos, temporales, centros de enseñanza, para convenios colectivos, para directivos y un largo etcétera, con coberturas concretas en función de la posición desempeñada.

La Hora Digital.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  lahoradigital.com