Edición testing
21 de noviembre de 2019, 10:26:21
Sanidad


Día Mundial del Glaucoma: la tercera enfermedad más temida

Por Iria Galego Castro

El glaucoma es el nombre que se le da a un total de hasta 60 enfermedades oculares que pueden acabar produciendo ceguera. En concreto, el glaucoma es la segunda causa más común para producir ceguera, ya que según se ha constatado, 9 de cada 12 casos de ceguera se han producido por esta enfermedad ocular crónica. El problema en su prevención, al menos en España, se debe a las pocas visitas que realizamos al oftalmólogo. Las mujeres son las que más realizan exámenes oftalmológicos. Asimismo, el cuidado de la vista es una asignatura pendiente en nuestro país.


Esta semana se celebra el Día Mundial del Glaucoma, una enfermedad crónica en la que se produce una pérdida de visión irreversible, es decir, ceguera. La ceguera es una de las afecciones más temidas por los españoles. En contraposición al miedo de sufrir este problema, están los datos en materia de prevención y cuidado de la vista, muy deficientes.

En el caso del glaucoma, un examen oftalmológico basta para detectarlo. Sin embargo, en el 90% de las ocasiones, el glaucoma aparece de repente, sin que el paciente se percate. A este dato se suma que solo 3 de cada 10 personas han visitado al oftalmólogo durante el último año, siendo las mujeres las más precavidas. Es decir, que existe una falta de concienciación flagrante al respecto. Otro de los grandes problemas relacionados con la patología son los mitos que circulan en torno a ella: qué es, a quién puede afectar y cuáles son sus consecuencias.

Las cifras del glaucoma

El glaucoma es una enfermedad ocular crónica en la que se produce una pérdida de visión irreversible y en la que se daña el nervio óptico. Se comienza perdiendo la visión lateral y, con el tiempo, si no se aborda, esta puede acabar pareciendo a la obtenida si se mirase a través de un tubo.

El glaucoma afecta actualmente a casi un millón de personas en España, y de todas las edades, desde bebés hasta ancianos. Eso sí, lo cierto es que los riesgos se incrementan con la edad, en concreto a partir de los 60. En el caso de la población africana e hispana esta media baja a los 40 años. También influyen los antecedentes familiares, si se padece diabetes y otras.

Respecto a las secuelas de la enfermedad, la medicina actual ofrece numerosas armas para luchar contra ella, desde intervenciones quirúrgicas específicas en las que se obtienen muy buenos resultados, hasta el uso de colirios indicados para rebajar la tensión ocular. Es decir, padecer glaucoma no quiere decir quedarse ciego. En concreto, se trata de la patología que más miedo da después del cáncer y la enfermedad cardíaca. Si nos centramos en los sentidos, también sería el último que desearían perder. La primera posición la ocupa el gusto, seguida de la audición.

Cuidar de la vista, asignatura pendiente

Más allá de las revisiones periódicas, tampoco cuidamos de nuestra vista en general. Lo ideal sería intentar mantener los ojos limpios y libres de cualquier sustancia que pueda afectarles, protegerlos con gafas de sol y de buceo en sus respectivos casos, llevar una dieta equilibrada, espaciar la ingesta de líquidos y reducir la sal en las comidas, y conocer los factores de riesgo.

En cualquier caso, el desconocimiento es la principal razón por la que la mayoría no se somete a los controles, seguida de la falta de tiempo. Aquí también cabe mencionar que visitar al oftalmólogo no solo permite detectar a tiempo el glaucoma, sino otras enfermedades oculares graves como la degeneración macular y las cataratas, así como otras dolencias como la diabetes, el colesterol alto y la hipertensión.

La Hora Digital.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  lahoradigital.com