Edición testing
17 de octubre de 2019, 23:45:26
Opinión


¿Por qué Vox es un peligro para las mujeres?

Por María Durán

Desde que VOX ha entrado en las instituciones andaluzas, ha mostrado su verdadera cara, la de un partido nostálgico de la época preconstitucional.


El número uno de este partido en Andalucía, un juez que fue condenado por prevaricación en un asunto relacionado con Derecho de Familia y Violencia de Género, ahora portavoz de la Comisión de Igualdad en el parlamento Andaluz, ha solicitado la relación de todas las personas funcionarias o no que intervienen en los procesos de ayuda y restitución del proyecto de vida de las víctimas de violencia de género, obviando la prohibición que contiene la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales de 2018 [1] que debería conocer.

Lo que plantea este partido no es sólo reconquistar, como dice su paladín, los términos “crímenes pasionales” o “violencia doméstica”, para ocultar a la verdadera lacra social de la violencia contra las mujeres, sino que quieren reconquistar la subordinación de la mujer al varón, y ello hacerlo restaurando normas legales como las que hace cuarenta años que regulaban:

- El sometimiento de la mujer: hasta la reforma del Código Civil con la L. 14/1975 de 2 de Mayo, el artículo 58 del Código Civil establecía que la mujer debía obediencia al marido, obediencia que no desapareció definitivamente del Ordenamiento Jurídico Español hasta la reforma de la LECrim. de 1999 [2].

- El control sobre el patrimonio de la mujer: aunque la L. 14/1975 eliminó el requisito de la autorización marital para que las mujeres pudieran disponer de sus bienes, abrir una cuenta bancaria, ejercer el comercio, etc., hasta la reforma de 1981 [3] el marido seguía siendo el administrador legal de los bienes de la sociedad conyugal.

- El control sobre la capacidad reproductiva: hasta 1985 [4] no se despenaliza parcialmente el aborto y la píldora anticonceptiva no se despenalizó totalmente hasta el Código Penal de 1995.

- El control sobre la sexualidad de las mujeres. Las relaciones sexuales extramatrimoniales de las mujeres eran delito, el Código Penal establecía “Cometen adulterio la mujer casada que yace con varón que no sea su marido y el que yace con ella sabiendo que está casada”. Hasta esta fecha la mujer que tenía descendencia de una relación extramatrimonial no podía reconocerla como propia, porque hacerlo constituía la prueba del delito de su adulterio. Podía darse la circunstancia que la prole fuera reconocida por el padre y constara registralmente de madre desconocida.

- El control sobre la filiación: el poder del padre era tan grande que hasta 1981 [5] el padre podía dar en adopción a un hijo matrimonial sin el consentimiento de la madre.

- El control sobre la libre circulación de las mujeres ya que hasta 1990[6] la mujer casada adquiría la vecindad civil del marido y respecto a la residencia del matrimonio, habiendo hijos y/o hijas la decisión del marido era la que prevalecía.

Este es control social y legal, con lo que los melancólicos del pasado amenazan la seguridad de las mujeres, ridiculizando la igualdad de mujeres y hombres, exacerbando la virilidad masculina, intentado la reconquista de espacios subordinación y discriminación por razón de sexo.

El próximo 8 de marzo, el activismo feminista tiene un reto: denunciar al conservadurismo vetusto que no mira al futuro, porque los derechos, que tan duramente hemos conseguido las mujeres acompañadas con hombres responsables, son irrenunciables.



[1] L.O. 3/2018 de 5 de diciembre de Protección de Datos Personales y Garantía de Derechos Digitales.
[2] L.O. 14/1999 de 9 de Junio de modificación del de 1995, en materia de protección a las víctimas de malos tratos y de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
[3] L.11/1981, de 13 de Mayo, de modificación del Código Civil en materia de filiación, patria potestad y régimen económico del matrimonio.
[4]L.O 9/1985, de 5 de julio, de reforma del artículo 417 bis del Código Penal.
[5] L 11/1981 de 13 de mayo.
[6] L 11/1990, de 15 de octubre, sobre reforma del Código Civil.
La Hora Digital.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  lahoradigital.com