Edición testing
20 de abril de 2021, 3:10:51
Opinión


El pacto andaluz, el final de una representación

Por Marisa Mercado

El pacto cerrado el martes 8 de enero entre los partidos PP y C´s, ha sido el final de una representación a la que hemos asistido durante varias semanas, con malos actores y peor guión. El final, aunque temido, no nos ha sorprendido. Los dos galanes, PP y C’s terminan con la protagonista que les permitirá alcanzar el poder, formando un triángulo obsceno, en el que para guardar las formas uno de ellos asume el papel de pareja y el segundo, de amante vergonzoso y distante.


Ha sido largo el proceso del Pacto porque el programa del partido “cuyo nombre no quiero mencionar” ha levantado olas de indignación razonadas y argumentadas como siempre por las mujeres feministas socialistas, apoyadas por declaraciones de rechazo tanto en España como en el ámbito internacional. La nuestra continúa siendo una “revolución incruenta”.

Dicho “programa” surge coincidiendo con la celebración del 40º Aniversario de nuestra Constitución ¡qué ironía! en una sociedad democrática, moderna, avanzada, donde las mujeres estudian, trabajan, son profesionales, forman parte de un gobierno paritario, y se concilia con la vida familiar y personal.

Es mucho lo conseguido en los años de democracia, especialmente con los Gobiernos Socialistas, como la Ley Integral contra la Violencia de Género, La Ley de Igualdad y la Ley de Matrimonio Igualitario, haciendo de España un referente en el mundo en cuanto a derechos civiles. Pero a pesar de estos avances, lo legal no es lo real y continuamos viviendo en una sociedad con unas estructuras patriarcales que fomentan las desigualdades y la Violencia de Género contra las mujeres.

La triste prueba de ello son Vds. “a los que me niego a nombrar”. Han irrumpido en el escenario político con políticas rancias, machistas, herederas del año 39 que no tienen lugar en la España de hoy. Y pregunto a PP y C´s ¿cómo se puede negociar con un partido que no respeta el Art. 14 de nuestra Constitución, ni la Declaración Universal de los DDHH, vulnerando los art. 1, 2…y podría seguir así hasta el art. 30, amén de las políticas de Género de la UE y los Tratados Internacionales firmados por España?

Porque para llegar a un acuerdo el tercer “socio” exigió retirar la Ley Integral contra la Violencia de Género, utilizando a todas las mujeres como moneda de cambio, como si del Tributo de las “cien doncellas se tratara”. Pero se han equivocado, acabamos de estrenar el año 2019, y están negociando con las mujeres que representan el 51% de la población, más todos los hombres demócratas y feministas que nos acompañan. Y hablo de todas las mujeres, porque también están las que les acompañan en esta reconquista, porque “ellas” también sufren Violencia de Género, pero todavía no lo saben.

Vds. no han respetado nada, ni el lenguaje. Si, las mujeres sufrimos Violencia de Género, aunque no les guste el nombre, es así reconocido internacionalmente desde ONU Mujeres. Han utilizado las cifras de mujeres asesinadas, agredidas y violadas de manera engañosa. Las cifras, lamentablemente son reales y lo saben las familias de las víctimas, sus huérfanos/as, la policía y la guardia civil. No jueguen con eso.

Tanto ha sido el ruido que han provocado con sus desatinos trasnochados que al final han sido obligados a retirar su exigencia sobre la derogación de la Ley contra la Violencia de Género y la concerniente a la población LGTBI. Les recuerdo que hay leyes nacionales que protegen a toda la ciudadanía y se aplican en toda España. Recomiendo la lectura del Art. 14 de la Constitución.

Y ahora les pregunto a Vds. ¿piensan que el destino de las 52.000 personas inmigrantes que se proponen “deportar”, terrible y vergonzosa palabra para la humanidad, no nos importa? Eso es no conocer los valores del feminismo y el socialismo. Nos importan los seres humanos, sus derechos, libertades y sentimientos.

Por eso también nos preocupan los niños y niñas segregados en las escuelas que Vds. piensan financiar con dinero público. Ahí comienza la desigualdad, la discriminación de las mujeres, la Violencia de Género y su Ideología Machista.

Vds. señores del “partido no mencionado” son así, el pasado más negro de esta España nuestra, por eso no puedo comprender a sus socios y su complicidad.

El PP hace años que había asumido la política democrática alejándose de su pasado y origen franquista. En este tiempo asumió lo que significaba la Violencia de Género y el lenguaje correcto del tema. Tanto es así, que han apoyado esta lucha en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género y las innumerables Declaraciones Institucionales firmadas por los 4 partidos tanto en Ayuntamientos como en Juntas de Distrito de Madrid: PSOE, POD, PP y C´s.

A C’s, señalarle la gran decepción que supuso ver cómo de “héroe limpiador” que lucharía contra la corrupción han apoyado los gobiernos de Murcia, Madrid y del Sr. Rajoy, sin que le temblara el pulso. Ahora, con este Pacto con la extrema derecha, no pretendan pasar de soslayo, no nos engañan. Han incumplido su compromiso con las mujeres en su lucha por la Igualdad y contra la Violencia de Género.

Veremos cómo aplican ese acuerdo tripartito. El programa que conocemos, el que han retirado y el que no conocemos, el escondido. Lo seguiremos con atención.

Las feministas socialistas seguiremos trabajando y luchando, junto a los hombres y contra los machistas. Queda mucho por hacer para derribar el muro del patriarcado y que haya una democracia plena en igualdad entre mujeres y hombres. Es lo que pretendemos para nosotras, nuestras hijas y las hijas de nuestras hijas, para toda la sociedad.

Es el objetivo del Feminismo: Un mundo sin discriminación, libre de violencia, en libertad y democracia.

#Ni un paso atrás#

La Hora Digital.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  lahoradigital.com